17 enero 2019

La garrapata salta de nuevo

Es impresionante lo que sucedió ayer durante la votación en la cámara de diputados en el tema de la Guardia Nacional. Fue algo que no esperábamos quienes pensamos que el cambio sería algo real y no una simulación. Sucedió lo impensable: El Partido Revolucionario Institucional (PRI) apoyó a Movimiento Regeneración Nacional (MORENA). Sí, el partido que le fue quitado el poder en las elecciones del año pasado, hoy, se unen para votar una modificación a la constitución que puede cambiar la realidad del país en cuanto a la seguridad, misma que hemos adolecido desde el sexenio de Felipe Calderón.

Por años hemos vivido en violencia. Por años hemos vivido en una situación de incertidumbre. La percepción que se tiene del poder judicial no da confianza. La intervención del ejército, aunque ha funcionado como contención en delitos federales, principalmente de la delincuencia organizada, en algunas otras, la confianza que se le tenía al ejército, es distinta.

¿Por qué se cuestiona la participación del ejército en la policía? ¿El concepto "confianza" está distorsionada? ¿Estamos tan mal en seguridad civil?

Lo que se esperaba, era la dignificación de las policías, es decir, que quienes pertenecieran a las policías, deberían tener un buen sueldo, mejores horarios, prestaciones, seguro de vida, garantías para sus familias. Sin embargo, se va por la vía militarizada, se convoca a personas a ingresar bajo la consigna que, la capacitación será bajo estándares militares, con un perfil civil para profesionalizar la policía del futuro con los mismos derechos y obligaciones que tiene un saldado.

El mensaje con la propuesta de la guardia nacional, pareciera es: "No confiamos en la sociedad para desarrollar una seguridad pública y sí con los militares".

Desde un mundo paralelo, donde todo es positivo, feliz, sin problemas, éste plan buscaría que las personas recobren la confianza a las fuerzas militares y los "nuevos" que conformarán la guardia nacional, desde el principio se les perciba como confiables. ¿Será eso suficiente? Veremos si es así. De lo contrario, no nos sorprenda que en los próximos años, una de las soluciones para terminar de tajo con una amenaza, sea un toque de queda.

14 enero 2019

Reflexión sobre la gasolina

En estos días, la noticia es generalizada en todos los medios. Incluso esto ha llegado a ser un tema que ha llamado a los "influencers" a hacer un video sobre ello. La noticia, como muchas que tienden a ser "tendencia", desafortunadamente es lo que más vende, a costa de quienes viven lo que llamamos noticia, nota, información.

¿La información es un negocio? ¿Por qué magnificar una nota? ¿Para qué magnificar una noticia?

La situación que está pasando en México es "El desabasto de la gasolina" y en todos lados escuchamos que no hay gasolina aquí o allá o por acullá, y los comentarios se reducen a la logística de redistribución y en menor media a las causas del desabasto con el pretexto de ser información que debe de dar el gobierno y el suponer, entorpecería lo que está haciendo.

¿Si comenta algo entorpecerán el plan? ¿Saben algo? ¿Qué consecuencias traerá el tocar ese tema?

Muchas preguntas me nacen, pero de tanta pregunta me ha dolido la cabeza. Hablando de dolor, he visto que a muchos mexicanos les ha dolido el poco abastecimiento de la gasolina, y algunos mencionan que por ello, no han podido enviar a sus hijos a la escuela, llegar al trabajo, trabajar, etc. sin embargo tienen el tiempo para hacer filas para obtener gasolina. Algo no cuadra.

Hay imágenes donde patrullas, ambulancias, bomberos llegan empujando sus unidades para cargar un poco de gasolina. Deja entre ver la necesidad del combustible y su urgencia. Afortunadamente no hay reportes de que sean agredidos por tener prioridad para ser atendidos.

Lo que ha salido a la luz es la ventaja que tiene el menor uso de gasolina. Muchos comenzaron a trasladarse de maneras diversas a lugares donde la distancia es corta, por ejemplo: Escuelas, autoservicios, etc. A lugares de mediana distancia han tomado transporte público o bicicleta. Si van a lugares muy lejanos cambian planes, usan redes sociales o toman transporte foráneo dejando de lado sus automóviles. Esto ha permitido tener mejor calidad de aire y en algunas personas recordar que su salud anda mal por cansarse a los pocos pasos que da.

¿Qué tanto dependemos de la gasolina? Muchos critican al Presidente López Obrador por enfocarse en el petróleo cuando hay otro tipo de energías que impactan al ambiente en menor medida. ¿Por qué el mundo sigue consumiendo petróleo? ¿Por qué Estados Unidos presiona a países con éste recurso?

Afortunadamente el desabasto no ha sido violento como lo fue a finales del 2016 donde los rumores de delincuentes fueron lanzados para que la población no respondiera al desabasto y aumento a la gasolina a principios del 2017.

La gasolina ha sido la nota en este 2019. La pregunta es, no hasta cuándo como los medios han insistido tanto, sino la pregunta es: ¿Cuántos serán los responsables que empobrecieron a México desde hace años? Hoy es la gasolina, sin embargo, hay otros recursos donde pasa algo similar y no hay consecuencias, por ejemplo, el agua, el aire, la tierra.

Veremos qué pasa. Si hay responsables, este plan tachado por partidos opositores al actual gobierno como mal planeado, será aplaudido, de lo contrario, será el inicio de 6 años complejos para México, para los Mexicanos.

06 enero 2019

Reflexión sobre la Comunicación


Hace algunos años, la comunicación era distinta a la actual, sin embargo, en esencia no ha cambiado pero la manera de hacerlo se ha diversificado.

La comunicación en muchas ocasiones puede confundirse con el proceso del habla, pero el hablar ejemplifica la que es la comunicación el cual comprende un emisor, el mensaje y un receptor. Sí, así de sencillo. El emisor es quien manda el mensaje, el receptor recibe el mensaje. No hay mayor complicación. Sin embargo, la comunicación toma importancia en el mensaje, porque su contenido puede ser envuelto de distintas maneras.

La manera más común es hablar, sí, como lo hago en este momento. O escribir para que, como lo hago ahora, lo lea en voz alta. Para ello necesitamos tener la capacidad de hablar, de oír, de ver, de sentir para tomar la hoja, incluso de oler por si el contenido del mensaje es “¿Perciben el aroma del aire?” y su respuesta será, comenzar a levantar la nariz para intentar respirar ese aroma y yo recibiré esa respuesta que es un mensaje para mí de que me están poniendo atención.

No hubo necesidad de que hablaran, para que yo supiera que estaban intentando percibir el aroma del aire, eso es comunicación, un proceso de intercambio de información entre dos o más personas.

Ahora que vemos que la comunicación se da casi de manera automática, veamos cómo comunicarnos de manera consciente. Cierren por un momento los ojos. Imaginemos que no podemos ver, sin embargo, eso no es impedimento para comunicarnos, tenemos el resto de nuestros sentidos. Así de extraordinaria es la comunicación. Si nos tapamos los oídos, no escucharemos nada o casi nada, no lo hagan porque ya no me escucharán, pero imaginemos que perdemos el oído, entonces tendríamos que recurrir al resto de nuestros sentidos para comunicarnos.

La comunicación es automática pero en ocasiones cuando alguno de nuestros sentidos no funcionan, entonces tenemos que recurrir a herramientas para lograrlo, como son el código braille, leguaje de señas, lenguaje corporal, escribir, leer, la fotografía, amplificador de audio para voz u oído, la computadora, el celular, traductores si queremos comunicarnos en otros idiomas, en fin, hay un sin fin de herramientas, mismas que, al conocerlas, al aprender a utilizarlas, nos harán más conscientes de la manera en la que nos comunicamos.

(guardar silencio 5 segundos. Esperar a que alguien interrumpa con otra consigna o acción. Continuar con el texto).

Esperen, aun no termino. El silencio comunicó el fin de este mensaje, y sabemos que al finalizar algo diferente tiene que pasar. Así de dinámica es la comunicación, tanto, que los silencios hacen mucho ruido.

La comunicación es una gran herramienta, tanto, que algunos la catalogan como un valor. Esta herramienta, si la logramos conocer y añadimos, es decir, le sumamos de herramientas que amplíen nuestra comunicación a más personas, permitirá que, algún día, la humanidad tenga menos conflictos, tenga más acuerdos y disminuya la violencia. Así de importante es la comunicación, por ello los invito a utilizarla siempre en favor de la paz, del bien mutuo, y el bien propio para hacer de este mundo, una red de comunicación cada vez mejor.

01 enero 2019

Primera reflexión del 2019

Ha comenzado el 2019 con muchas cosas de las cuáles platicar. En México se está estrenando un gobierno nuevo, y parece sí es nuevo por las cosas que se comienzan a percibir porque se ven muchos aciertos, cosa que gobiernos anteriores nunca hicieron; y errores que, si no se lleva a buen puerto, todo quedará en buenas intensiones.

¿Cómo pinta el 2019? ¿Qué necesitamos aprender como humanidad para "evolucionar" cualquiera que sea la idea de evolución a parte de la Darwiniana? ¿Serán cosas positivas o negativas?

La vida la construimos todos, también llamada realidad. Entonces depende de todos que esa realidad sea la mejor para todos. También cada uno percibe esa realidad de manera distinta, mientras algunos lo ven como lo mejor que les ha pasado, como otros lo ven como lo peor. Aun así, la realidad es la que tenemos pero ¿Cómo cambiarla? ¿Es posible? ¿Cómo se le hace?

En las últimas décadas la frase "Si cambias tú, cambias tu entorno", para su servidor, es una gran tontería, porque puedes cambiar tu entorno cambies o no cambies, y si cambias, de todos modos cambias tu entorno. Si fuera una preposición es algo que sucederá si siempre si, así que la frase es confusa y paradójica. Lo cierto es que nuestro actuar transforma todo, aunque ese actuar sea nulo. ¿No me creen? Si eres observador de la violencia, eres parte de la violencia al no hacer nada.

El 2019 se prevé con mucha violencia, sobre todo de las personas más polarizadas, es decir, de las que tienen más dinero y los que tienen dinero. ¿No son los mismos? ¿Es diferente el que "tiene más" y el que "tiene"? Desafortunadamente sí. Cuando alguien tiene más, por lo general son aquellos que no lo necesitan. Los que tienen, no les falta ni les sobra, por lo tanto el dinero no es lo más importante. Así que, los dos tienen, pero depende el grupo al que pertenecen, será manera de mantener el dinero que tienen, que, si les llegara a faltar, seguramente su accionar sería agresiva por no decir violenta. ¿No se entendió? Cuando sucedan los hechos, haré referencia a este texto.

¿Por qué hablo del dinero? Porque la herramienta de medida que utilizamos para darle "valor" a las cosas. Lamentablemente entre esas cosas estamos las personas.

Debería ser el 2019 el año en que nos demos cuenta que el dinero nos extinguirá, como humanidad, algún día, pero si eso no lo hemos aprendido en los últimos siglos, menos en un sólo año.

¿Que necesitamos para darnos cuenta de ello? Probablemente que la violencia sea tan extrema, que reaccionemos y entonces construyamos los métodos necesarios para que no se repita de nuevo, entre ellas, eliminar el dinero, sí, aunque suene como una gran tontería.

¡Feliz 2019! Sea lo que signifique ello.

17 diciembre 2018

Las tiritas de las piñatas


Seguramente has roto una piñata. ¿No? Si no la has roto es porque no eres Mexicano, Español, Italiano o Chino. ¡Sí! ¿Pensabas que la piñata era mexicana? ¡No! No importa, a los mexicanos nada nos importa. O ¿Sí? Si te interesa, entonces has comenzado a leer la verdadera de la verdadera historia que no era verdadera del origen de la piñata. ¿Te enredaste? No te preocupes, es normal cuando nos enseñan a leer y no comprender una lectura.

Una vez un niño, de secundaria, fue a mi taller, y me dijo:

- Señor. ¿Puedo hacerle una pregunta?
- La acabas de hacer. - Le respondí.
- ¿Puedo?
- Llevas dos.

El niño parece que no me entendió. Así que dejé de hacer lo que tenía en la mesa, me le acerqué y le dije:

- Sí, dime tu pregunta.
- En realidad son 5 pero no ha problema. ¿Verdad?

En ese momento me daban ganas de gritar, pero recordé a mis maestros de secundaria, y juré que nunca lo haría, jamás.

- ¿Verdad?
- ¡Ha! - Grité con tal fuerza que los demás comercios de la calle corrieron a mi taller para ver si estaba bien.

Después de calmar a los vecinos, le dije al niño.

- Llevas tres preguntas. Te quedan 2.
- ¿En serio?
- Sí.
- ¿Quiere que aun le haga las otras preguntas?

En ese momento supe que su mamá no tomaba ácido fólico durante el embarazo o su papá lo ignoraba de chiquito. Pero era fin de año, estaba cerca la navidad y era un niño, no podía ser tan cruel. Así que le dije:

- Está bien. Hazme las preguntas que quieras.
- ¡Excelente! ¿Con cuál quiere comenzar?
- La primera.
- ¡Excelente! ¿Qué es una piñata? ¿De dónde viene?
- Espera…
- ¿Sabe qué significan los picos? ¿Ha roto una piñata?
- Niño, espera…
- ¿Qué pasa si no rompemos la piñata?
- Está bien, ya son las 5 preguntas…
- y ¿Por qué tiene tiritas colgando de los picos de la piñata?

El niño comenzaba a desesperarme. Pero respiré. Y comencé a contestar.
- La piñata es una holla de barro cubierta de papeles de colores. Viene de China, aunque antes pasó por Italia, España y de allí a México. Los picos representan los pecados capitales que no te explicaré porque eres muy pequeño y no creo que estés cometiendo alguno de ellos.
- ¿Quiere una torta?
- No ya desayuné. Gracias.
- Yo sí. Si quiere, aun me quedan 4 tortas.
- Pero si ya desayunaste, si comes mucho, te dolerá la panza.
- ¿Eso es malo?
- Sí, es un pecado capital, se llama gula.

El niño me observó espantado por un par de segundos con la boca entreabierta a punto de dar una mordida a su torta de milaneza. Pero el susto duró unos segundos más, hasta que en tres o cuatro mordidas la torta desapareció. Era el demonio dentro de él. No había otra explicación para describir al niño que, aunque flaco, comía y comía. Seguí contestando.

- Sí, cuando era niño y adolescente rompí muchas piñatas. Y si no se rompía, no nos ganábamos los dulces y frutas que estaban dentro que simbolizan las bendiciones o milagros que eliminan a los pecados capitales.
- ¡Eso lo acaba de inventar!
- No.
- ¡La mentira es un pecado capital!
- ¡Está bien!¡Sí! ¿Algo más?
- ¿Por qué las tiritas que cuelgan de los conos de las piñatas?
- Es un secreto.
- ¿Me lo puede decir?
- No porque la última vez que se lo dije a alguien, no me creyó.
- Sí le creeré. Es que es la única pregunta que me tocó, no importa si es cierta o no, pero necesito saber ¿Para qué las tiritas que cuelgan de los conos de las piñatas?

Le dije:

- No tiene gran ciencia. Dicen que si escribes en esas tiritas, los deseos negativos que le lanzaste a una persona, se destruyen y ya no suceden. Así que durante el año, no le deseaba la gente nada a nadie, sino que a fin de año, lo escribían en una de las tiritas y al romper la piñata, sacaba su deseo malo de su cabeza y lo destruía, y se quedaba con tranquilidad el resto del año, y así reinaba la paz.

El niño quedó sorprendido. Con la boca entreabierta. Parecía que no lo podía creer. O eso pensaba hasta que sacó otra torta y lo mordió.

- ¡Chamaco! ¡Ven! ¡Mira que si te alcanzo...!
- ¡No me desee nada malo! ¡Escríbalo en la piñata!

Desde entonces, Don Coyomani, en su taller, cuenta esa historia, el para qué las tiritas cuelgan de los picos de las piñatas.

FIN

La garrapata salta de nuevo

Es impresionante lo que sucedió ayer durante la votación en la cámara de diputados en el tema de la Guardia Nacional. Fue algo que no esper...