26 enero 2013

Es imposible dejar de escribir lo que pasa. Y si  dejamos de escribirlo, por lo menos tenemos, muchos, la necesidad de comentarlo. A veces me pregunto ¿Qué pasaría si escribiéramos todos lo que nos pasa, como ejercicio de desahogo? ¿Por qué necesitamos de otra persona para sacar lo que llevamos dentro? ¿Cómo el otro logra la empatía, sin siquiera saberlo? Y si lo sabe. ¿Qué le estamos dando a aquella persona, compartiendo tanta información?

La clave es la confianza. Confianza que a veces no tenemos en nosotros mismos, pero sí logramos verlo en otra persona. ¿Pero cómo se que la otra persona es de "confiar"? ¿Por qué hoy nos puede ser de "confianza" y después nos pueda "traicionar"?

Yo no recuerdo, a la fecha, saber o que me haya enterado, que alguien me haya traicionado. Sin embargo, no porque no lo sepa, quiere decir que no haya sido traicionado. Pero en lo personal, traición se me hace tan subjetivo como decir "malo" o "bueno", es decir, cada quien sabe qué tan grave o no es la acción de otro para considerarlo como traición o una simple acción que el tiempo permitirá olvidar.

La traición es, desde mi muy particular punto de vista, cuando el otro hace algo en contra de los intereses de uno. Así que la responsabilidad recae, más en quien comparte esa información, por ejemplo yo, que aquel lo utiliza en contra. ¿Para ti, que acción considerarías como "traidora"?

Es imposible saber si una traición es menos o más importante que todo lo construido por el tiempo de una relación con otra persona, llámese amigo, novio o algún integrante de la familia. Es imposible porque son cuestiones que no podemos medir. ¿Tú cómo sabes que una traición es grave o no? Si sabías el riesgo ¿Por qué entrar a la boca del lobo una y otra vez?

Hay personas en la vida que parecen estar bien, con una gran confianza. Sin embargo a veces esto puede ser sólo un espejismo. Esas personas a veces se notan con confianza por dos razones generales, pero no únicas. La primea por apariencia y la segunda porque realmente confía en sí mismos. Aún así, eso no garantiza que atraigan la confianza del otro. La confianza no es sólo por azar, sino debe, creo, haber algo significativo que lo provoque y aunque no necesariamente el tiempo sea un factor, también es importante.

A veces cuando te reencuentras con alguien que fue significativo en tu vida, haya sido positiva o negativamente, parece que esa confianza nunca hubiera terminado o cambiado. Aun así, existen diferencias. Y esas diferencias provocarán que se siga o no alimentando la confianza positiva o negativa, la cual, siempre tiende en un hilo por ser significativa de quien o quienes lo experimentan.

"Hay que confiar en uno mismo, pero no por ello garantiza ganar la confianza de otra persona. El hacerlo es casi un arte. Tan frágil, que se puede romper."

22 enero 2013

Reflexión en tiempos de cólera

La reflexión con que he iniciado este año es si podré o no ser un psicólogo competente. ¿Por qué razón? Porque parece ha desaparecido la euforia que me causaba el emprende nuevos proyectos cuando recién inicié la carrera. Sin embargo, esto ha ido disminuyendo por una leve, casi imperceptible, presión que causa el estar cerca del final de un ciclo, como es el nivel universitario, y ver que aunque cerca, se torna lejano al ver la cantidad de trabajo que se avecina.

Se supone que mucho de lo que haré, será parte de mi ejercicio profesional, y que me servirá inclusive en mi historial curricular. Aun así parece que cada materia, fuera diferente a la otra, y cada una de ellas pide algo, como si fuera la única, con la justificación, por no decir pretexto, de ser necesario para nuestra formación, además de acumular conocimiento, el cual creo se reduce a sólo información.

Esta no es una queja, sin embargo, sí es una señalamiento a un sistema que desgraciadamente está provocando que muchos declinen. Y a veces me pregunto ¿Será esa la función de la saturación de tareas? ¿Sólo los mejores son aquellos que aguantan la presión? ¿Buscamos productores de información y no de conocimiento? Tengo infinidad de preguntas, y muchas de ellas quizá sean resueltas a través de una presentación de metodologías y resultados comprobables en la base de la probabilidad. 

Lo cierto es que hay que ver la forma de que, a contratiempo, podamos adquirir la información necesaria para hacer lo que en un principio tuvimos afinidad, gusto, identificación; para lograr cristalizarlo. Es momento de sacar fuerza y motivación intrínseca, para comenzar a tomar ritmo, a pesar de tener clases de 2 horas, unas 4 o 5 diarias, sumarles las prácticas de todas ellas en sólo 10 horas los viernes, y algunas otras antes, entre o al final de nuestras clases, sin contar el trabajo para poder pagar la carrera. 

En fin. Todo sea por tener profesionales competitivos, aunque baje el nivel de competencia.

"Quien con mil amos quiere quedar bien, lo más seguro es que con uno de ellos, vas a quedar mal"

20 enero 2013

Se me hace que...

Ya tenía un rato que no escribía nada, pero es que la verdad no sabía qué escribir. Aunque en realidad tenga mucho qué decir, mejor dicho, escribir. Sin embargo no podía hacerlo, no podía escribir nada. Así que aquí estoy de nuevo.

¿Pero qué compartir con la red cuando nadie me lee? Bueno, quizá eso no sea lo importante, lo importante es que este medio me ha servido para desahogar ciertas cosas que en la vida real pudieran incomodarme, y que aquí lo saco de forma indirecta. Espero no lo mal entiendan.

En fin. Quisiera filosofar sobre cualquier tema, pero no tengo las ganas de hacerlo. Lo que sí es cierto es que pronto publicaré historias en capítulos, nada más que tenga por lo menos unos 53 capítulos para que cubra por lo menos un año. A ver si adivinan de quién se trata, si de alguien ficticio o alguien real.

"Se me hace que... pronto tendré que despertar del gran sueño o pesadilla en el que estoy, pero no estoy"

02 enero 2013

Ya comenzó el 2013... qué sorpresas nos traerá

Se ha terminado un 2012 con aparentes movimientos que tintaban en ser el punto de lanza para generar cambios significativos en nuestro país, y que sólo quedó como parte de la historia, que quizá ni en los libros de texto gratuito aparezcan. Lo cierto es que se pronosticó mucho y no pasó nada. El único pronóstico cumplido fue la victoria y regreso del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a los Pinos, para desgracia de muchos, y en beneficio de otros.

Se supone que deberíamos de haber reaccionado de manera diferente, pero nos quedamos cortos a pesar de que cada vez más podemos tener más fuentes de información y que desgraciadamente no utilizamos, como el internet, que ha pasado a ser la nueva caja iditizante. ¿Pero entonces cómo distraernos de los problemas de la vida cotidiana? ¿Qué hago para drenar tanta desgracia? ¿Tendré que ignorar todo lo que pasa a mi alrededor? ¿Filtrar es lo mismo que ignorar o ser indiferente a lo que pasa?

El vivir dentro de un mundo de fantasía, podría ser una de las mejores soluciones, y como ejemplo pueden ser las telenovelas, series, películas, videojuegos, cine, fiestas donde hay música, alcohol y otras variedades de drogas, y sitios virtuales como facebook, youtube, entre otras cosas, que nos idiotizan más allá de su función básica que es comunicar. ¿Por qué preferimos aislarnos en lugar de involucrarse?

Puede ser por dos cosas, por indiferencia o por no estar de acuerdo. Aun así, independiente de estas dos, es por confort, comodidad o como gusten llamarle. Si no nos afecta directamente, no pasa nada. Cuando somos victimas, entonces nos movemos, y en ocasiones ni así.

Buscamos no tener conflictos, porque tenemos un concepto de paz muy radical, cuando el conflicto a veces es necesario para generar cambios. Lo que debemos aprender es entonces a buscar soluciones antes de los conflictos, sin esperar que esto sean hechos por aquellos que en la actualidad lo aprovechan para mantenernos tranquilos, en un confort ficticio, en una ideología conformista, utópica, pasiva y estable.

Espero que este 2013 podamos usar esto a nuestro favor. No es posible cambiar lo construido por centenas de años, pero sí modificar pensamiento para reconstruir algo dentro de pocos centenares de años más.

"El que se sienta héroe y no aporte a los demás, estará perdido y condenado a morir sin gloria. El que no se sienta héroe, aunque aporte a los demás, no se verá en vida como tal, pero en el futuro estará presente, reconocido y vivo por siempre, a pesar de la muerte"

Las tiritas de las piñatas

Seguramente has roto una piñata. ¿No? Si no la has roto es porque no eres Mexicano, Español, Italiano o Chino. ¡Sí! ¿Pensabas...