19 febrero 2014

Serlo o no serlo

Sin tener nada que hacer, se me ha ocurrido hacer lo que no tenía pensado hacer, escribir. ¿Qué es escribir? En realidad es algo que se supone estoy haciendo pero que no sé si sea así, porque hay otros que realmente escriben o eso es lo que dicen las personas que dicen saber sobre lo que es escribir.

Sin embargo lo que escribimos es la descripción de lo que percibimos, pero no se vuelve algo bien escrito si lo que se escribe no coincide con las ideas o imágenes, además de reglas, de lo que los demás conciben por lo que de no hacerlo se comienza a clasificar en segmentos que construyen una ilusión de inclusión, cuando en realidad lo que se hace es institucionalizar lo que inevitablemente es institucionalizante.

Como sea que sea a quello que sea de lo que esté hablando o escribiendo, sin mencionar lo que esté haciendo, porque no creo que lo puedan saber, aunque se lo imaginen, pero no sabrán más que en este momento estoy escribiendo algo, lo que sea que sea que esté escribiendo, lo cual valdrá la pena si nadie lo lee, de lo contrario, sentiré que valdrá la pena a partir de los otros, eso que me hace sentir reconocimiento, y me permite saberme dentro de aquello real que construimos como aquello que nos hace ser supuestamente personas.



"Si cuestionan tu realidad, será porque te has dejado irrumpir hasta lo más profundo de tu ser, aquello que es amenazado por lo que debes ser, aunque no quieras serlo".

17 febrero 2014

Una de tus palabras a mi oído

A veces me he dado cuenta que lo que digo, escribo o pienso, en el mejor de los casos, es una frase que a veces me hace sentir bien, sobre todo cuando lo que quiero decir tiene un fin: acompañar a la persona, intentar que quien me comparte alguna experiencia, vea las cosas diferente.

Esas frases, como la mayoría de las herramientas que aplico hacia los demás, no puedo aplicarlas a mí mismo, es decir, que ante una dificultad, no me sale una frase que me permita salir adelante, que me permita ver aquello que me rodea de otra manera.

Daría todo por encontrar a alguien lo haga de vez en cuando y quizá lo o la he encontrado pero mis pensamientos bloquean la experiencia. No es agrede sin embargo sí hay una razón, una maldita razón.


"Las cosas más fuertes son aquellas que ni el viento puede soportar, eso es tan inmenso que sólo el afortunado puede vivir tal experiencia y provocar escalofríos en el cuerpo y la imaginación. ¿Qué es? Una de tus palabras a mi oído".

16 febrero 2014

La historia de una historia

Hemos llegado a la mitad de un mes, pero más crítico es decir que es el segundo mes del año que parecía apenas comenzar, cuando en realidad estamos por cruzar a la siguiente mitad del primer cuarto de este 2014.

No sé tú, pero a mi me preocupa el tiempo, y eso que tengo apenas 27 años. No quiero imaginarme cuando tenga 37, 47, 57, 67, 77, 87... bueno, mejor le paro, porque no sé si llegue a los 28 este año. Como sea que sea, este blog me ha permitido escribir un poco de mi vida y compartir a aquellos que entren y quieran regresar lo mucho o poco que quise mostrar.

Este año estoy muy contento porque estoy concretando un sueño: "Hacer Radio" y aunque estoy en pañales porque conforme pasa el tiempo, me doy cuenta que me falta mucho por aprender y que lo hecho es apenas el comienzo, me aterra, pero me motiva a seguir, seguir soñando, como todos los días desde hace casi 5 años que decidí retomar y renacer en esto a lo que llamo vida... mi vida.

"La historia se crea y se puede destruir, pero nunca desaparecerá lo hecho de quien quiere ser protagonista de su propia historia, porque es el único que se dio cuenta de que alguna vez comenzó, pero el único y el primero quien no sabrá que llegó a su fin.

Las tiritas de las piñatas

Seguramente has roto una piñata. ¿No? Si no la has roto es porque no eres Mexicano, Español, Italiano o Chino. ¡Sí! ¿Pensabas...