26 mayo 2014

Lo que escribo tiene ¿valor, sentido o locura?

El escribir, sobre todo en una herramienta amplificadora de redes sociales, que hoy es mal llamada red social, aunque algunos defienden que si así es llamado, así lo llamemos y ya; no es nada a comparación de quienes hacen poemas, prosa, es decir, literatura. ¿Lo que escribimos no tiene valor entonces?

Depende. Se supone que quienes son escritores reconocidos, son aquellos que muestran una visión del mundo en el que viven y hacen que los lectores tengan una experiencia con aquello que describen, con aquello que las palabras, sus palabras, palabras que crean, construyen o destruyen de esa supuesta realidad en la que nos movemos, nos detenemos, nos creemos o añadimos como parte de nuestra existencia, existencia que depende de los otros, otros que dependen de nuestra no ignorancia. Así de complejo es Internet y la vida misma.

Somos millones los que escribimos en Internet y muchos de los que he leído son personas que están informadas de muchas cosas, de muchos datos, de muchas historias, de muchos casos, de muchas letras, de muchas, muchas cosas que me hacen sentir a veces pequeño cuando escribo porque me siento sin el alcance que aquellas personas que escriben y son seguidos por decenas, centenas, miles o millones de personas, lo logran.

Mi intención, aunque suene falaz mi argumento, no es ser leído. Sin embargo me gustaría saber si quien me lee le interesaría que escribiera de algo que quisiera saber, pero seguramente nunca lo pedirá porque si pregunta por ello que quiere saber, buscará la fuente para saberlo, sin embargo, si quieren conocer lo que escribiría, bueno, por aquí andaré hasta que la Internet desaparezca o cuando ya no pueda escribir mas que letras aleatorias por mi deterioro físico, emocional o cognitivo, o las tres anteriores.

"Sentir que la otra persona siente lo que al escribir quise que sintiera, es una locura. El que la otra persona comente que sintió algo a partir de lo que sentiste para escribir ese texto, también es una locura"

25 mayo 2014

Nadie te dice cómo vivir, hasta que me lo presenten

Las cosas que escribo no son nada interesante, nada importantes, nada de nada, y creo que cada escrito que tengo es sólo para reclamar, criticar, señalar entre otras muchas cosas que no sirven para nada.

Podría sonar extraño pero aunque no sirvan de nada, para nadie, nunca he encontrado o me han presentado siquiera a ese tal "Nadie".

¿Quién es nadie? Si Nadie fuera alguien, probablemente me gustaría preguntarle si lo que escribo le sirve, porque de no hacerlo, entonces ¿Para quién no le sirve?

Es extraño escuchar a muchas personas que dicen: "Lo que haces no servirá a nadie". Por una vez en mi vida quisiera que ese Nadie me lo dijera de frente.

En fin, en conclusión y aunque suene para muchas personas como algo absurdo lo que escribo y comiencen con sus correcciones, las que sean necesarias. Les digo que lo correcto nos limita a estudiar lo que está más allá de nuestra percepción, y lo incorrecto, eso que nos hace errar, nos permite ver lo que otros no ven: Conocimiento.

"Si vez, oyes, pruebas, hueles y tocas pero no sientes, percibes, disfrutas, escuchas y observas, no sé, pero todo, aunque la generalización suene a falacia, no vives para vivir, vives por vivir y eso no es vida".

04 mayo 2014

Especial... para mí

Hoy es domingo, al parecer un domingo cualquiera, un día más que no debería ser diferente por el solo hecho de ser más que un día más, como cualquier otro, nada especial. Pero ¿Qué es especial?

Especial es una palabra que me ha llamado mucho la atención. Especial es un adjetivo que he escuchado tan cotidianamente que ha perdido el sentido de la palabra en sí, y peor aun, su significado.

Últimamente mis reflexiones son menos especiales, es decir, que para mí comienzan a no tener significado, es decir, que estoy buscando que sea significativo para otras personas, y eso es muy peligroso, esperar que sea importante para el otro y no para mí.

Sin embargo es interesante confesar que en muchas cosas me observo egoísta, y al principio no me gustó, hoy mismo hay cosas que no me gustan, sin embargo ello me ayudó a tomar decisiones que dando una volteadita al pasado, fueron buenas o malas decisiones, pero sin consecuencias graves o repetitivas que me hacían no salir de un círculo vicioso, el cual se repite irremediablemente, pero hoy con plena consciencia de asumir las consecuencias.

Especial es simplemente un constructo, una palabra, sin embargo el significado dependerá de quien la utilice.

No me había dado cuenta

Algo que me llama mucho la atención, es que hoy todos somos jueces, es decir, que todos tenemos voz y voto de cualquier tema. Claro, eso es...