28 noviembre 2015

Todo sucede otra vez

Cuando todo parece estar mal, de repente todo cambia. Sí, así es. Quizá se esperaba que se dijera que cuando algo anda bien, de repente todo cambie. ¿Por qué fijarnos siempre en lo negativo?

Hasta el momento no lo sé. Lo que sí sé es que pareciera hay más monentos malos que buenos, es más, no parece, puedo asegurar que así es. ¿Por qué no fijarse en lo contrario? No lo sé, no lo sé, aunque chance y sí lo sepa.

Le acabo de dar una vuelta olimpica a un sólo detalle, como cuando se intenta buscar respuestas y a lo que se llega es a la formulación de justificaciones. Ese dar vuelta a las cosas me hacen pensar que todo sucede otra vez.

27 noviembre 2015

Simple mente no sé

A veces no entiendo muchas cosas, no se lo que pasa, ignoro muchas de mis acciones. El detalle es que muy pocas veces me doy a la tarea de... ese es el problema, no sé qué buscar.

Quizá tenga algo qué inventar...

21 octubre 2015

Prioridades

La enfermedad es el síntoma de algo, y ese algo no forzosamente tiene que ser una enfermedad, a veces es el tiempo para resolver otras cosas y puede ser lo último que se haga dependiendo de esos síntomas.

Ahora después de meses me estoy dando el tiempo para descansar cuando antes, a pesar de las enfermedades, seguía, ignorándolas, sin sentirlas, para seguir. Hoy que estoy dándome el chance de hacerlo, creo que las cosas serán malas para los demás, cuando quizá, en realidad, no esté pasando eso y si pasara, bueno, pues no debería de preocuparme.

A veces las cosas no son tan importantes, y menos, cuando la pirámide la había invertido y no me había dado cuenta.

18 octubre 2015

Otro intento

Por alguna razón, me siento cada vez diferente. Es una sensación difícil de describir porque no sé qué es. Lo único que sé, es que estoy observando las cosas diferentes, y eso, comienza a darme un poco de miedo.
Sé que lo que hago en éste blog es totalmente personal y que si lo he utilizado para mostrar lo que he hecho es por eso, para que al pasar los años, si no es que desaparezca el sitio, tenga un lugar dónde dejar impreso lo que hice en la vida.

No hago críticas explícitas, aunque me guste hacer y ser crítico de lo que pasa, me pasa, sin embargo eso no es lo mejor que hago, de hacerlo, probablemente me metería en problemas aunque eso de meterme en problemas es lo que siempre me pasa y salgo lo mejor que puedo de ellos. No se puede aprender, si no se falla, aunque siendo sinceros, esto afuera parece no ser así, siempre se busca la perfección, casi al punto de la búsqueda de milagros.

Es interesante porque hace algunos años eso mismo lo estaba buscando, y nunca lo encontré.

Es raro, pero a pesar de que he logrado cosas que nunca imaginé y de donde he querido bajarme del barco por razones irracionales, creo que es momento de cambiar de nuevo. De nuevo.

En estas semanas no me he dado chance de pensar en mí, y no es nada fácil, nada fácil porque todos estos años es lo que menos he querido hacer, por lo menos en los últimos dos, donde el escuchar los problemas de muchas personas me ha vuelto un extraño, un poco hacia los demás, pero todavía más para mí, me siento extraño.

Me he dado cuenta que la amistad no es para siempre y que se alimenta y se mantiene, pero se da cuando se tenga que dar, desgraciadamente, me estoy dando cuenta hasta apenas que, siempre la busco y no me he permitido ser encontrado, que me encuentren, me encuentre.

No sé lo que haré, pero presiento que tiene que ser algo diferente, muy diferente. Para lograrlo tendré que renunciar a muchos vicios, vicios, que me sirvieron por mucho tiempo, pero ya no.

Veamos si lo puedo lograr... o sólo... fue otro intento.

05 octubre 2015

No entiendo muchas cosas

Desde que estoy escuchando a muchas personas, casi no me he escuchado. Aun así, me gusta lo que hago.

Me he dado cuenta que escuchar me ha invitado a dos cosas: No buscar a personas para escucharlas y comenzar a buscar a personas para que me escuchen.

Estas dos cosas son posibles de lograr, hace tiempo lo hice, pero no fue agradable cuando esa persona se fue.

El que se alejaran las personas era la razón para buscarlas, me aceptaban, y comenzaba un ciclo cuyo final, sería interminable, interminable o eso creía, hasta que el adiós era en serio, en algunos casos, permanente.

Hoy sé qué no hacer y, es demaciado difícil. Hoy no sé qué hacer, mas que escribir. No gano nada en dejar mi historia al mundo, tampoco pierdo nada en dejar mi historia al mundo.

Sin embargo, ese dejar, me hace sentir miedo, porque esa historia hubiera sido sólo para esa persona que hasta el día de hoy no ha llegado y muy probablemente llegue, y se tenga que ir, o, me tenga que ir.

Así que contaré una historia, no como fue, ni ha sido, sino cómo me hubiera gustado que fuera, hubiera sido. Advirtiendo, claro, que no mencionaré nombres reales, de hacerlo, no espero el celo de ese con quien hoy vive, no, sino para que no se burlen o sientan lástima de este personaje que soy, armado por quien escribe, quien proyectará parte de él en esta historia que está por comenzar.

30 agosto 2015

Hace dos semanas...

Hace un par de semanas quise comenzar de nuevo. Creí que era posible hacerlo. Y he comprobado que así es, se puede iniciar, se puede iniciar sin necesidad de poner fechas, de poner horas. Simplemente es querer comenzar y eso se repetirá cada milésima de segundo a partir del primer paso.

¿a comenzar?

17 agosto 2015

Paso 1

Esto puede verse un poco raro, nada original, pero me han pasado cosas últimamente donde me están haciendo tomar decisiones, quizá, un poco de manera precipitada.

Veamos qué pasa. Hoy estamos a inicio de semana, Es un día que me es nuevo, y dentro de mis muchas supersticiones están los números. y para no hacer aburrida la publicación les comento porqué es importante para mí los números. Primero, no me vaso en alguien en especial, como a todo símbolo, le he puesto significado a esos símbolos, probablemente de forma errónea pero ¿Qué no es error en esta vida? Casi todo lo que he hecho tiene su toque de error. Quizá esto que estoy haciendo tenga su toque de error. No me importa. Uno más o varios más no le hace daño a nadie. En realidad creo que mis errores le afectarán a quien le afecte si comete el mismo error que yo: "Dejar que los demás influyan en mis decisiones".

Así es como me he tomado la libertad en un sitio que desde hace años es mío: Mi blog. Así que cada día comenzaré a publicar una foto mía para ver los cambios, para ver si hay un cambio en mí, porque ya me cansé de la frase: "Nunca cambies". Creo es momento de cambiar.

Paso 1. 17 8 2015

Hoy es un día mágico para comenzar. El día 17 forma un 8. El mes de agosto es un 8. El año suma un 8 el primer día, para mí, de la semana que sería el octavo si extendiera la semana. 8 8 8: Todos si los rotáramos serían tres infinitos. No puedo dejar pasar esta oportunidad.

Sé que esto es absurdo, pero cuando estaba en Ciencias de la Computación, este símbolo me seguía por todas partes: Calificaciones, número de lista, veces que daba y formas de recorrido por C.U. En fin.

A partir de hoy he decidido bajar de peso. Creo que, así como le he invertido en mi pensamiento para cambiar, necesito reflejarlo en mi físico. Así que si alguien pasa por este blog y quiere ir observando el proceso, se quede.

Acompáñenme es esta aventura, la cual nunca he hecho, nadie se va a enterar de los que conozco, a menos que se encuentren con esta entrada al entrar a Coyo Radio o al escuchar los programas de la Trampa del Tigre Jazz.

Paso 1 está dado. 

Durante este proceso les platicaré y compartiré si hay algo que me haya pasado importante en mi vida. La cual tendrá, si lo comienzo a construir ahora mismo, mucho qué compartir.

16 agosto 2015

Ya no es posible

A veces no aprendo. No aprendo que acomodar las cosas de manera diferente no es lo necesario para tapar la grieta que se ve tras el librero, en la pared. Eso a veces pasa. A veces se hace más de lo mismo y no me es posible darme cuenta.

Es difícil identificarlo. Es difícil saber qué está pasando hasta que pasa. Es difícil pasar. Aun más difícil dejar pasar.

Ayer todo de dio para darme cuenta que estaba haciendo lo mismo de siempre: Esperar.

Creo que ya no me es posible esperar, creo que ya no, ya no, es la respuesta.

Ayer ocurrieron tres cosas fortuitas que me hicieron reaccionar y dejar de perder el tiempo y más que perder el tiempo, dejar de engañarme. Aquí las enumero:

1. Muere una compañera de Prácticas Profesional

No éramos muy cercanos, aun así es imposible no sentir la pérdida. Sentí que mis piernas se quedaban sin fuerza, sentí que no había tomado el tiempo, mi tiempo en serio el cual es muy valioso. No es porque lo haya perdido, al contrario, aprendí mucho en estos días, pero el aprender no es suficiente con saber cómo es o se hacer, sino hacerlo, experimentarlo, antes, de morir, eso que pasará irremediablemente y nunca avisa.

2. Espagueti en vez de Arroz

Aquí me di cuenta que me conformo con lo que pasa, está pasando o pasará. No defiendo lo que quería, lo que me importaba y me quedo con lo que el otro o los otros quieran darme. Creo que eso reveló mucho del porqué actualmente las cosas no caminan y de no hacer algo, no caminarán o se repetirá el mismo patrón.

3. Las Galletas de la Suerte

Aquí me di cuenta de muchas cosas. Primero me gustaría recordar las frases que me hicieron pensar.

Donde hay tres personas, una de ellas debe tomar el mando. (Algo así, no recuerdo lo que decía exactamente).

Cuando termines de leer la última página, no olvides cerrar el libro.

Esto me hizo reflexionar sobre la cantidad de veces que dejo atrás situaciones que creí continuaban y ya habían terminado, incluso, desde el principio. Eso que a veces motiva la esperanza.

Estas tres cosas me hicieron reaccionar y concluir en una frase. Ya no es posible.

Lo siguiente es encontrar esas situaciones o personas en mi vida y decirles: No es posible... ya no es posible.

11 julio 2015

No eres el Mismo

Nada mejor que caminar
cuando el camión no pasa.

Nada mejor que caminar,
cuando lluvia cae.

Nada mejor que caminar,
cuando todos corren.

Nada mejor que caminar,
cuando quién iba junto
se ha extraviado.

Nada mejor que caminar,
cuando quien iba junto,
está extraviado.

Nada mejor que caminar,
cuando quien iba junto,
ya no lo vemos.

Nada mejor que caminar,
cuando quien iba junto,
no estaba extraviado,
estaba y no veíamos...

Simplemente
cambió de lado,
cambió su camino,
cambió el mío.

Me dí cuenta
de su no ausencia,
con un susurro lejano
cuando me dijo al oído:

"Cambié de lado,
cambiando contigo,
yo tampoco te veía,
porque no eres el mismo".

05 julio 2015

No he recibido una carta más

En un vecindario se encontraba siempre en cualquiera de sus calles, una mujer, esperando la noche, alguien, que prefería vivir en el anonimato, que salvaba a su vecindario todas las noches de los zombies y ellos no se daban cuenta, excepto uno, que por su constante insomnio la veía y escuchaba en algunas ocasiones golpear y arrastrar algo y ella no se daba cuenta. O eso era lo que él creía.

Una de esas tantas noches el vecino que la observaba la siguió hasta lo que al parecer era su casa. No hizo nada, pero ese mismo día saliendo del trabajo pasó al propósito frente a esa casa y se sentó en la banqueta de enfrente. A pesar de que llovió, no se fue. Más tarde vio llegar un automóvil, y en su interior una mujer o él ello creía.

De repente llegó una patrulla y le preguntaron qué hacía allí, vecinos lo habían visto por muchas horas. Él contestó que no se había dado cuenta del tiempo, que esperaba a una amiga que no llegó, que probablemente nunca llegaría. Fingió tristeza y pidió a los policías le entendieran. Mostró su identificación y se fue a su casa.

De repente, esa misma noche. Lo que todos esperaban, lo que él esperaba, no sucedió: ser visitado por la mujer quien vivía en las calles golpeando y arrastrando cosas por la noche.

A otro día frente a su puerta encontró una nota: "Espérame en el parque central a las 5 de la tarde". No traía remitente. Él tenía la sospecha de quién era, así que hizo lo necesario para llegar a esa hora. Lamentablemente llegó tarde aunque no del todo. En una de varias vueltas encontró en un banca un papel que decía "aquí" y al acercarse un sobre. No abrir.

Pasaron días. Él no abrió el sobre. Pasaron semanas y él no abría el sobre. Pasaron años y no abrió el sobre. 

Un día tocaron a su puerta. Era una mujer. Le preguntó quién era. Ella no contestó, sólo escuchó decir: ¿Puedo pasar? Él le dijo que sí. Ella entró y a los pocos pasos sacó una catana y como si fuera su brazo, la punta de esta arma la puso sobre el hombro de él. Entonces ella le dijo: ¿Por qué no has abierto el sobre? - él respondió - Si lo hubiera hecho te estaría esperando y quizá nunca hubieras llegado. - Ella respondió: ¡Morirás! - Él respondió: No importa, quería conocerte y lo demás por el momento no importa.

Ella no le creía. Aun así no le quitó la vida. Él le dejó una nota en el parque, en el mismo lugar donde ella le había dejado el sobre. Le puso la misma instrucción: "No abrir".

Así fueron muchas veces y en cada carta, se veían. Nunca abrieron esos sobres. Así pasaron muchos años. 

Cuando sus ocupaciones no les permitían verse, como si estuvieran coordinados, el mismo día cada uno dejó un sobre, ella en la casa de él y él en el parque. Los dos le pusieron a su carta la instrucción: "Abrir".

Lo raro fue que ninguno de los dos abrió ese sobre. 

Pasaron los años. Ellos seguramente sean polvo ya, esto pasó cuando yo ni nacía. ¿Cómo lo sé? Porque acabo de mudarme y me encontré una caja llena de sobres y cometí la barbarie de abrirlos. 

Allí conocí parte de la historia. Y pocos días después llegaron frente a mi puerta un par de cajitas con más cartas. Leí también todas. Y lo sorprendente es que cada una coincidía con las otras en fechas similares. 

No puedo decirles qué decían esas cartas, sólo les puedo decir que aprendieron muchas cosas, cosas que no diré porque me llegó una última carta en un sobre blanco, sin ninguna referencia que decía: "Te pido compartas la historia, mas no lo aprendido. Pero para no ser egoísta, si un día compartes esta historia finaliza con las siguientes palabras:

Tiempo, querer, esperar, conocer, estar. 

Quien lo viva, quizá algún día sin decirles nada a quien lea ésto, sabrá el contenido de cada sobre que has leído".

Al final decía: Nota: Si compartes el contenido de esos sobres, conocerás mi catana. 

No he recibido una carta más.

04 julio 2015

No es que no pueda

No es que no pueda dormir,
no puedo dejar mis ojos cerrados,
no es que no pueda dormir,
no puedo dejar terminar el día.

No es que no pueda dormir,
no puedo dar vuelta la página,
no es que no pueda dormir,
es que me la creo y no me la creo.

No es que no pueda dormir,
es que, pongo pretextos,
como si fueran lentes,
esos por los que a través veo.

No es que no pueda dormir,
no puedo quitarme esos lentes,
no es que no pueda quitarme esos lentes,
es que si me los quito, puede, que no te vea.

No es que no pueda dormir,
sólo temo ya no verte,
no es que no pueda dormir,
no acepto que debo tirar esos lentes.

30 junio 2015

8 Cuento en el Camión: Mi chaparrita

Por lo general a quien le gusta ir en el chisme en el camión soy yo, pero esta vez parece que quien paró oreja fue mi chaparrita quien bajó del camión muy molesta.

- Se pasa ese hijo de...
- ¡Espera! - Interrumpiéndola, aun era horario familiar.
- Es que qué no te diste cuenta. ¿Estuviste ciego? ¿No viste lo que pasó?

La verdad no sabía, pero contesté con la frase clásica que cualquier hombre puede contestar para salvar su matrimonio:

- No importa, ya pasó, ven dame un abracito, ven pa contentarte.
- De verás que a veces me sorprendes. ¿Cómo es posible que no te des cuenta de lo que pasó?

Tras un empujón, y tras el ser el héroe de mis huevos, porque con eso de que el cono está cada vez más caro, dejé que las cosas se calmaran.

Un par de horas después, mientras descansábamos de ir por el mandado, le pregunté:

- ¿Qué fue eso que te hizo de enojar hace rato?
- ¡Ya me vas a hacer de enojar otra vez! ¿Ves?
- Discúlpame, neta que no vi qué pasó.
- ¿En serio? Aceptas que a veces eres medio distraído.
- Sí, lo acepto, aunque...
- Aceptas que tu idiotés es a veces incalculable.
- Bueno, yo no lo llamaría así...
- Aceptas que tu incompetencia es...
- ¡Yá párale!
- Bueno, te voy a platicar. Lo que pasa es que en el camión, atrás de nosotros, viste que se subió una parejita.
- No los ví.
- Si cierto, que estás seguetas.
- ¡Ya! ¿No?
- Bueno, él chavito le iba diciendo: "Ya, dámelas, si pa cuándo."
- Bueno, a lo mejor eran las tarjetitas de esas caricaturas que pasan en la tele o la contraseña del face, el celular, qué sé yo.
- ¡Ajá! Y los reyes magos chuparon conmigo y Santa Claus hizo la cena.
- Por qué siempre hay que verlo con algo sexual.
- Cuando era chavito, pa qué buscabas a la chavita.
- La buscaba para quererla, decirle cosas bonitas, decirle lo bonita que era, abrazarla, besarla, hacele sentir que la quiero. llevarla a comer, llevarla a dar la vuelta, llevarla a...
- A la cama. ¿No?
- Pues, íjole...
- Cuando comenzamos, pa qué me querías...
- Si no mal recuerdo, comenzamos en la cama, en una fiesta, no te conocía, no me conocías.
- Bueno, pero, esa fiesta fue, bueno, pero es lo que buscan.
- Buscamos, ¿No?
- Bueno, pues sí.
- Y si ella sí quiere, si lo que le gustaba era el juego, quizá ella lo propuso antes y ahora juega a hacerse de rogar.
- Pero por qué en el camión. Podría ser algo más romántico. ¿No?
- A ver. ¿Qué pasa? Creo que esto no tiene nada que ver con esos chavitos. Hemos discutido mucho o eso me has dicho.
- Otra vez haciéndote menso.
- No me estoy haciendo menso, Bueno, a veces lo soy, pero me preocupa porque has estado poniendo ejemplos de este tipo desde hace unos meses. ¿Qué pasa?
- Nada.
- Otra vez lo mismo, no te pasa nada, pero sabes que sí. Es domingo, así que me quedaré.
- De repente muy responsable.
- Querías eso. ¿No?
- Sí, pero, es que, tengo miedo de que, bueno, es que siempre te molestas.
- Pero ya he cambiado un poco. Es cierto que antes me enojaba más que ahora, pues a ver, dime, si me molesta...
- No te vas a enojar verdad...
- Bueno, no sé...
- No vas a gritar...
- De verdad, no lo voy a hacer...
- Ni me vas a decir que soy tonta...
- ¿Te he dicho tonta?
- No quiero que te molestes, no quiero que me ignores, no quiero que me dejes a un lado, quiero que me veas como antes, quiero...
- Espera... espera,,,
- No quiero que sigamos en esta monotonía que me está matando, que me está ahogando. Quisiera que me reconquistes, quisiera que...
- Yo...
- Quisiera que me sienta querida como cuando somos novios.

Esto me puso la piel de gallina. Algo estaba pasando y lo estaba ignorando. Quizá no sea tan grave.

- Esto es grave. Creo necesitamos darnos un tiempo.

Esto sí es grave.

26 junio 2015

Aprender a desaprehender

Una vez, en un asilo, ancianos platicaban de todo, por lo menos de todo lo que se acordaban y que era probable que lo hayan repetido muchas veces. Sin embargo una de esas historias, a veces, es diferente.
Un anciano, casi como monólogo, comenzó a decir:
- Nadie se fijó en mí. ¡Nadie!
Una viejita que estaba junto le contestaba:
- ¡Estás ciego!
El señor seguía narrando su triste historia:
- Nadie me quiso, ¡Nadie!
Y la señora respondía:
- Aparte ¡Sordo!
Así fue la dinámica. El señor autodevaluándose y ella diciéndole de todo lo que carecía por lo que no se daba cuenta de las tonterías, que según ella, estaba diciendo su compañero.
El viejito volteó hacia ella y le preguntó:
- ¿Tú qué sabes de mí? ¿Tú qué te metes en mi vida?
A lo que respondió:
- He intentado entrar a tu vida desde hace muchos años. Pero te quedaste en el recuerdo de una persona que nunca quiso estar en tu vida, y cuando murió le recuerdas como si viviera y le reclamas aun su rechazo. Le sigues echando la culpa de algo que te corresponde resolver a ti. De algo que ahora me doy cuenta, intenté, estoy intentando resolver algo que... no era mío. Creo que... creo que tengo que ir a mi cama, no me siento bien.
La señora comenzó a llorar camino hacia su cuarto. No dijo nada más.
A otro día comenzó a escuchar el mismo discurso. Sólo que esta vez algo era diferente, sentía algo diferente. Algo le impedía sentir lo que ayer, incluso no recuerda cómo se sentía. Lo único que sabe es que al ver a ese señor, sólo lo quiere acompañar. No sabía por qué.
Al sentarse donde siempre, el señor detuvo su discurso y la observó. Le dijo:
- Hola. Espero tengas un buen día. Gracias.
La anciana no dijo nada. No se atrevió a preguntarle siquiera por qué. Simplemente sintió algo diferente. Por unos segundos supo que antes estaba molesta, hoy, no era lo mismo.
Unos días después, el señor enfermó. Y mientras esperaba sus últimos suspiros, le mandó a llamar. Le dio una carta que pidió leyera hasta que él se recuperara o muriera. La señora no aguantó la curiosidad, así que al ir a su cuarto, abrió el sobre y comenzó a leer.
"Gracias. No sé qué hiciste, pero me hiciste reflexionar estos días. Valoro el que me hayas querido por tantos años. Los reclamos eran para esa persona que no me quiso, pero al final de mis días, me acabo de dar cuenta de algo: Quería que me quisieran como quería, pero no me di la oportunidad de dejarme querer como querían. Si sobrevivo, espero nos podamos querer con lo que cada uno tiene que ofrecer y no con lo que espera del otro".
La anciana corrió al cuarto del señor, pero al querer entrar una enfermera le impidió el paso. Le dijo que había muerto. Ella se sintió muy triste. Sin embargo, comenzó a ver las cosas diferentes. Lo dejó ir. Ella intentó dar el mensaje a los que conocía. Algunos lo aceptaban, otros le decían loca. Hasta que al final de sus días, abrió la carta, y escribió en la parte de atrás:
"Así fui feliz, dejándome vivir para dejar vivir. Mis últimos días fueron los más bonitos de mi vida".
Aprender a desaprender, 
siempre, 
aprender a des aprehender,
también.

24 junio 2015

Día 30: Haciendo una mini-enciclopedia

Desde hace muchos años, necesitaba hacer algo que fuera entretenido y funcional para mí para estudiar. En realidad es muy tedioso, muy laborioso, pero después de quince años que me explicaron la lógica de una página web, hasta hace unos días, le agarré el hilo.

Así que estaré publicando datos que me sean de interés mientras eso me sirve para reafirmar algunos conocimientos y otros para entenderlos tras dos años de práctica, donde mi observación se ha desarrollado, como también me he dado cuenta de lo que ignoro, y no porque la haya regado todo este tiempo, quizá sí, pero he tenido compañeros que me han apoyado para no hacerlo, me refiero a que me enfrento a situaciones más diversas. Es momento de investigar a fondo.

Este blog comenzó siendo un sitio donde escribiría cosas personales. El objetivo era ser invisible en la internet. A la fecha me gustaría que fuera así. Sin embargo, los temas que publicaré no son del todo generales, quizá eso provoque que algunos encuentren este sitio. Si estás aquí bienvenido.

Eso me hace tener cuidado con lo que escribo, porque puede que haya consecuencias, sobre todo por algunos datos, los cuales son sólo teoría, modelos, ejemplos, reflexiones, críticas, entre más cosas que no tengo idea vayan saliendo e iré compartiendo mientras tenga una computadora e internet para hacerlo.

Probablemente esto alimente a mi pequeño narciso, pero lo haré con el fin de compartir lo que vaya encontrando en este ejercicio que es la psicología, la radio por internet, videos e imágenes, cuentos, entre otras cosas que he hecho en la internet desde el 2007.

Si los datos no son lo que esperaban y hay información que quieran compartir, bienvenido. El chiste es crear un lugar de autoconsulta que con los años me permita hacer una investigación que valga el esfuerzo de mi tardía intervención en la vida, mi vida.

Afasias Corticales

El grupo de Boston distingue tres tipos básicos de afasias Corticales:

Afasia de Broca
Afasia de Wernicke
Afasia de Conducción: Propuesta inicialmente por Wernicke en 1874 y descrita por Lichtheim en 1885 para explicar las dificultades del lenguaje repetitivo. Se basa en una supuesta desconexión entre las áreas motoras y sensoriales del lenguaje. (Incluyendo Afasias transcorticales o afasias de las áreas limítrofes del lenguaje.)

23 junio 2015

Afasia

¿Qué es una Afasia?

Alteración en la capacidad para utilizar el lenguaje.

Bein, E.S. y P.A. Ovcharova (1970) Clínica y rehabilitación de las afasias. Sofia: Meditsina (en ruso).


Un déficit en la comunicación verbal resultante del daño cerebral.

Hécaen, H. (1977) Afasias y apraxias. Buenos Aires: Paidós.


Una pérdida adquirida adquirida en lenguaje como resultado de algún daño cerebral, caracterizada por errores en la producción (parafasias), fallas en la comprensión y dificultades para hallar palabras (anomía).

Kertesz, A. (1985) “Aphasia”. En J.A.M. Frederiks (ed.) Handbook of clinical neurology, 45. Amsterdam: Elsevier.

Una pérdida o trastorno en el lenguaje causada por un daño cerebral.

Benson, D.F. (1979) Aphasia, alexia and agraphia. Nueva York: Churchill Livingstone.

Dos tipos diferentes de anormalidades en el lenguaje infantil:

1) Disfasia de desarrollo, un retardo o trastorno en la adquisición normal del lenguaje.
2) Afasia infantil, una pérdida del lenguaje resultante de algún tipo de daño cerebral producido antes de que se alcance su adquisición completa.

Woods, B.T. (1985b) “Developmental dysphasia”. En J.A.M. Frederiks (ed.) Handbook of neurology. Vol. 46. Neuro-behavioral Disorders. Amsterdam: Elsevier. www.mch.com/ clinical/ radiology/ fmri Yamadori, A. (1975) “Ideogram reading in alexia”. Brain, 98: 231-238.

Al menos la mitad de los trastornos afásicos hallados en la práctica clínica, deben considerarse como afaxias mixtas.

22 junio 2015

Día 29: Las creencias

Hace unas horas comencé a escuchar mucho esta palabra. Quizá sea por coincidencia, sin embargo, para que algo me llame la atención es porque eso tuvo que ser o una de dos: Extraordinario o Contradictorio (En el peor de los casos las dos cosas).

Creo que estoy recordando. ¡Ha! ya recuerdo: Creer : Crearon.

La relación entre las dos palabras anteriores alguien las hizo. Algo así como Competencia : Competente. Sí, a alguien escuché decir que el creer es lo mismo que crear. Así que me pregunté: ¿De donde salió esa idea? ¿Creer y Crear es lo mismo?

No lo sé. Esto me hace recordar a lo que me decía una maestra cada vez que comenzaba a participar en clases: "Sabes o crees". Hoy trato de tener cuidado cuando utilizo la palabra "creo" cuando lo que afirmo es una suposición y esta tiene esa intensión o cuando necesito generalizar. Pero hasta ahora, espero, no la he utilizado como sinónimo de crear. El crear es algo totalmente extraordinario y aunque puede caer en la suposición a partir de supuestos objetivos, es otra cosa. Aunque muy en el fondo pareciera tener una conexión, una linea conectada.

"Creer es Poder" Esta frase me llama mucho la atención y creo que me puede ayudar para explicar por qué veo la diferencia entre Creer y Crear. La frase: "Creer es Poder" me invita a hacer algunas preguntas: Poder ¿Para quién? ¿Para qué? ¿Qué tipo de poder? ¿Qué alimenta ese poder a partir del Creer? Entre otras.

Considero que esta frase está truqueada y la he escuchado desde que tengo memoria y pareciera ser una frase motivadora. Para mí es manipuladora. En todo caso si la frase fuera: "Crear es Poder" les creería, aquí la clave, ¿A quién creerle para crear?

10 junio 2015

Día 28: No es fácil, tampoco difícil... es laborioso

En muchas ocasiones he buscado la receta que me permita quedar bien. Pero, ¿Qué es quedar bien?

Si fuéramos una máquina, quizá la búsqueda de quedar bien fuera una opción, y aunque lo fuéramos, sabemos que no quedaríamos bien, porque si un aparato, por ejemplo, una televisión, llega a descomponerse en menos de un año, lo que se creé que pasó es que el ensamble fue mal hecho o alguno de los componentes fue mal construido, Sin embargo, si un televisor dura más de 10 años, se piensa que algo diferente hubo y que es un error y un poco de suerte el que ese aparato se mantuviera en función por tanto tiempo.

Como sea, en cualquiera de los dos casos, es un error el cual no era esperado por el fabricante y mucho menos por quien consumió el producto. Sabiendo que el "El quedar bien" es un error, entonces... ¿Para qué quedar bien?

Andamos muchos, esperen, me responsabilizaré de mis palabras, a veces ando por la vida buscando eso que supuestamente me hace falta o buscando de manera casi incansable aquello que me sobra. ¿Para qué? Esto es complicado de explicar. Lo que es cierto, es que ninguna explicación se acerca en mínima parte, que eso que haga sea para mí directamente.

La culpa, el deber, el tener, entre otras cosas parecieran ser eso que alimenta una responsabilidad hacia los otros más que hacia mí. ¿Por qué pasa eso? No es fácil explicarlo, quizá tampoco difícil, pero para qué quieren saber lo mío, te invito a que observes lo tuyo, verás que no es fácil ni difícil, sino laborioso y vale el esfuerzo.

30 mayo 2015

Día 27: Un cuento... un cuento

Los cuentos, esos escritos que en muchas ocasiones nos permiten ver otras realidades, sentir diferente, pensar diferente. En México existen muchos y no se conocen. ¿Será porque no leemos? ¿Será porque no nos interesa? ¿Será eso o es puro cuento?

En los camiones he escuchado muchos cuentos. En los mercados he escuchado muchos cuentos. En casas he escuchado muchos cuentos. En instituciones he escuchado muchos cuentos. ¿Qué cuentos escuchamos? ¿Qué cuentos ignoramos? ¿Serán cuentos?

En México los cuentos son hablados, muy pocos son escritos. Esto ha permitido que muchos de ellos se mantengan e inevitablemente se vayan modificando. ¿Será posible mantener un cuento intacto por mucho tiempo? ¿Qué pasaría si fuera así? 

Hoy nos estamos peleando por los derechos de autor. Muchos no sabemos qué es. Si vamos por la calle, muchos no tienen una idea de qué es esto. Aquí lo que me hace ruido. Qué ignoramos y qué no sabemos.

Ignorar es no saber, pero no se especificar saber qué. De manera general es información que hoy es como un puente de cambio e intercambio incluso monetario. ¿Qué nos motivaría a informarnos?

Hoy se están intentando normalizar el uso de productos que fueron creados para el servicio de los demás, y que ahora, se intenta proteger con pretexto del autor, cuando en realidad son las empresas que adquieren los derechos de la obra de ese autor.

Creo que estamos regresando a la edad media, cuando lo creado era para unos cuántos.

Entre más ignorantes más fáciles seremos de manipular. Creo que si no consumiéramos todo cambiaría, la pregunta es: ¿Quienes crearán este movimiento para cambiar las cosas? Les invito a pasar frente a un espejo, probablemente encontrarás la respuesta.

21 mayo 2015

Día 26: El Miedo

Un día, una persona caminaba por un camino oscuro. De repente, nada. No sabía si iba por el camino correcto o no. No sabía si era el camino seguro o peligroso. Aun así caminaba. Caminó. Caminó.

De repente encontró una sombra. ¿Sombra? Sí una sombra. No hacía nada, no decía nada. ¡Era una sombra! Pero esta la acompañaba.

Más adelante esa sombra lo dejaba solo. De repente aparecía. De repente estaba allí y se movía a su antojo. De repente copiaba los movimientos de nuestro amigo.

Más adelante encontró una charco que se hacía más grande conforme caminaba por ese camino. Al punto que se mojó todo el cuerpo porque le llegaba hasta el cuello. La sombra desaparecía, aunque a veces se ponía sobre el agua.

Más adelante se veía fuego. Ese fuego impedía dejar pasar agua y la sombra. Impedía dejar cruzar a nuestro amigo. ¿Qué podría hacer para pasar? ¿Qué hacer?

Una voz que venía del otro lado, tras el fuego, le decía: "Camina". Pero la sombra se quedaba tras de él. El fuego parecía aumentar conforme daba pasos hacia atrás.

De repente la sombra, tomo una forma redonda, agarró agua y la lanzó hacia el fuego. Pero no se apagaba. Nuestro amigo tomó agua y lanzaba al fuego y no se apagaba. La voz a lo lejos le decía: "Camina". Pero nuestro amigo se quedaba inmóvil.

¿No apaga el agua el fuego? ¿Se supone que sí? ¿Por qué no se apaga? ¿Por qué no calla esa voz que insiste en que camine?

Nuestro amigo no caminaba, se quedó quieto, el fuego aumentaba.

Sin saberlo, tomo valor para dar un paso, pero al esperar tanto sus pies se habían hundido, en algo como lodo. De repente al dar un paso más ese lodo cayó en donde había fuego y se apagó. Al darse cuenta de eso, al caminar arrastraba los pies y levantaba el lodo con la suficiente fuerza para que cayera donde había fuego. Se dio cuenta de que el caminar era la solución y la voz a lo lejos le decía: "Sigue".

La sombra se quedó atrás, no le siguió, al parecer tenía miedo. Ahora él le decía a la sombra que caminara pero no lo hizo. Nuestro amigo tenía que tomar una decisión, si regresar por la sombra o seguir su camino.

La voz era cada vez más fuerte: "¡Sigue!" pero nuestro amigo no quería irse sin la sombra. ¿Qué hacer?.

Entonces pensó: "Esa sombra me quiso ayudar, tendría que ayudarla también, pero..." miró hacia todos lados y se dio cuenta de su propia sombra. Se preguntó: ¿De quién es esa sombra? Así que le preguntó a la sombra: Ve con tu dueño. Si quieres seguirme, cruza, si no, sigue el camino de quien te pertenece.

La sombra se fue. Y nuestro amigo siguió la voz: "¡Sigue!". Y salió a un campo donde pudo estar por fin a salvo.

Cuando llegó a un lugar seguro reflexionó lo siguiente: "A veces hay sombras que parecieran ser mi sombra, y están allí, apoyan, ayudan, pero no son mías. A veces son miedos, a veces experiencias del pasado, pero esa voz, esa voz..."

Mientras reflexionaba e intentaba indagar sobre la voz, escuchó decir en su cabeza, no a lo lejos, sino desde su mente: "Bienvenido a este lugar, fuera del pasado, fuera de lo que ya no está, de lo que creía que estaba: El miedo".

Día 25: A un día de los 29

29. Un número que nunca había tomado en cuenta. ¿Por qué? ¿Si los 2 y los 9 han estado en gran parte de mi vida?

El número 2 lo tengo en mi fecha de nacimiento, lo tengo en muchas partes de mí, y aunque suene absurdo, a veces no me doy cuenta de ello. Dos ojos, dos manos, dos brazos, dos piernas, dos pies, entre otras cosas donde aunque parezca ser sólo uno, en realidad está dividido en dos.

El 9 es una calificación recurrente. Bueno, con excepción de la preparatoria donde mi promedio fue 8 pero no importa. Ese número tiene y tuvo su propia historia, pero en unas horas será diferente.

9 un número que se parece mucho a la "q" una letra que siempre ha estado acompañándome en cada cosas que pienso, imagino, incluso siento. Siempre estoy cuestionando todo: "¿Que es...?" como si fuera un niño.

No sé cómo pasaron tan pronto 29 años. No los sentí, y eso de manera superficial puede sonar extraño e imposible, pero en lo profundo, a veces creo que el tiempo no ha pasado y no pasará, aunque mi aspecto, siempre tosco y difícil de ver, aparente más edad de la que tengo y he tenido en realidad.

¿Qué me deparará ese 29? no lo sé. Lo único que sé es que si pudiera darle un significado a cada año de mi vida, quizá me cueste trabajo, es más, para quitarnos de duda veamos qué sale:

1: Nací.
2: No recuerdo.
3: Quería ir a la escuela.
4: Entré a la escuela.
5: Último año de confort.
6: Cambio de ambiente, de vida.
7: Saber qué es competencia.
8: Mi primer límite.
9: Terror en la escuela.
10: Conociendo amigos.
11: Soñar con la realidad,
12: Salir de lo casi único conocido.
13: Conociendo las consecuencias de mis decisiones.
14: Sentir por primera vez.
15: Seguir el sueño de otro para encontrar el mío.
16: Segado por un espejismo.
17: Saber que no sé nada.
18: Creí que mi vida estaba resuelta.
19: Crisis existencial.
20: Muerte.
21: Muerte.
22: Despertar.
23: Renacer.
24: Sentir por segunda vez.
25: Consciencia de mi violencia.
26: Conociendo la red de redes.
27: Conociendo a otros para conocerme a mí mismo.
28: Rompiendo paradigmas.
29: ...

¿Hasta dónde llegará ésta lista?

10 mayo 2015

Día 24: ¿Qué es libertad?

Un niño caminaba por la calle y en la bandera de su ciudad observó un enunciado que decía: "Busca la libertad".

El niño comenzó a preguntar con sus amigos ¿Qué es la libertad?

Le preguntó a su vecino y respondió: La que tiene mi hermana mayor, que puede hacer lo que quiera sin pedir permiso a mi mamá.

Le preguntó a su compañero de la escuela y respondió: Estar en la calle jugando con mis amigos todas las tardes.

Le preguntó a la señora que vendía chicharrines fuera de la escuela y respondió: Es que nadie me corra de este cachito donde vendo mis dulces.

Le preguntó a una señora que caminaba con un bebé en sus brazos que respondió: Tener unos minutos a solas, sin su bebé, sin su suegra tras de ella, sin su pareja, sin su madre, sin todas las personas que le dicen que hacer.

Y así con todas las personas a las que les preguntaba. Por alguna razón las apuntó en una libreta, la cual, guardó y olvidó por muchos años.

Después de independizarse, entre los objetos que iba a llevar y tirar para no dejar cosas inservibles en la casa de sus papás y llevar sólo lo necesario, encontró una libreta, con mucho polvo, pero con apuntes dentro. Estaba a nada de echarla a la bolsa para basura cuando algo le hizo recordar que algo había en esa libreta. La abrió y comenzó a leer lo que le habían dado como respuesta sobre qué era libertad hace algunos años.

Así que tomó la libreta y comenzó a analizar las palabras que más le llamaron la atención e hizo la siguiente reflexión:

"La Libertad, esa palabra que como muchas otras se han prostituido como si fuera sólo parte del discurso. ¿Qué es libertad? Hoy tengo una idea, pero antes de compartirla me gustaría resaltar lo que muchas personas me dijeron era libertad cuando apenas tenía 13 años.

No escribiré todas las respuestas, pero sí las palabras que me han llamado la atención, me sorprendieron pero me espanta saber muchas cosas que no han cambiado, se han perpetuado: Tiempo, Espacio, Permiso, Tengo, Debo, Dejar, Nada, Culpa, Diferencia, Solo, Presión, Tranquilidad" Y muchas palabras más, sobre todo, la que me llamó más la atención fueron dos: Descanso y Soledad.

Muchos están cansados de todo lo que hacen los demás que le hacen sentir asfixia en su vida, saberse sin los derechos que tienen otras personas, sentirse invadidos por los otros y no poder sentirse ligeros al cargar problemas de los hijos, esposa, esposo, padres, vecinos, alumnos, nietos, de todos, tantos que en ocasiones hasta han olvidado los propios, necesarios para hacer algo diferente.

Entonces me pregunté: ¿Qué es libertad? Y por lo que he leído todo se basa en la responsabilidad. Así que le pregunté a todos los que pude: ¿Qué es responsabilidad? Y me respondieron de manera general: Hacer bien lo que debo hacer con las personas con quienes tengo un compromiso y tengo que cumplir para demostrar lo responsable que soy.

Pareciera que libertad es estar encadenado a las otras personas. Pareciera que libertad es demostrar al otro que es bueno. Parece que la libertad siempre será otorgada por los demás.

Entonces me pregunté de  nuevo: ¿Qué es libertad? Y sólo me pude responder: No intentar esclavizar al otro y no buscar ser esclavo de nadie.

Ha por cierto... ese niño era yo.

04 mayo 2015

Día 23: Viene el 5 de Mayo

Es un día cualquiera para muchos mexicanos, sin embargo, y eso con pláticas con personas que me pasaron el dato y si llegan a leer esta entrada quizá lleguen a recordar quién me lo dijo o quienes me lo dijeron. Por ejemplo en Estado Unidos de Norte América muchos celebran esta fecha, porque de no haber contenido el ejército Mexicano al Ejército Francés que en su momento era el más poderoso del mundo, probablemente hubiera sido conquistado el hoy país vecino del norte ya que estaban debilitados militarmente por conflictos internos.

El único lugar donde se festeja es en donde sucedió el hecho: Puebla.

Sin embargo, y como toda festividad en la que se recuerdan hechos heróicos: ¿Qué festejamos?

En el día de hoy, y desde hace muchos años, por lo menos desde que tengo memoria, es decir desde hace poco más de veintitantos años, lo que he visto es sólo una feria donde los productos, servicios y entretenimiento está al doble del costo de los lugares más prestigiados donde el precio deporsí es caro, y donde los artistas son clasificados para los pudientes y para el pueblo. Además de un desfile donde se presentan escuelas que tienen un prestigio o más bien, un mayor apoyo por parte de la Secretaría de Educación Pública (SEP), haciéndonos menos a los que asisitimos a escuelas pequeñas y que nos hacían ensayar coreografías con el objetivo que fueramos aparentemente tomados en cuenta y enterarse que unos días antes del evento, por mandato de una oficina general (me imagino de la SEP) mandaron decir que siempre no.

Como sea. Esta fecha hay que recordar, deberíamos recordar, para defender un sitio histórico como es el cerro donde aun se encuentran los fuertes de Loreto y Guadalupe que hoy está en crisis histórica con el pretexto de la modernización del lugar, que a poco, se está privatizando.

02 mayo 2015

Día 22: Ignorancia vs Saber

A veces me pregunto: ¿Qué poner en mi currículum? Poner que soy técnico analista programador, electrcisita, psicólogo, operador de radio, escritor independiente, etc. pero me preguntan como en interrogatorio otras cosas para crear mi perfil y saber si pueden o no confiar en mi a través de mi nivel de normalidad... pues aquí otro poco de información: 

Se escuchar, hablo mucho, escribo sin pensar, siento que todo es una catástrofe, encuentro como en mis cuentos una moraleja a la vida eso que llamamos aprendizaje, tengo miedo a los espacios abiertos, cerrados, a las personas, a la soledad, a mis ideas, a... ... ... ... y muchas cosas más... ... ... y otras que muchas personas ven desde afuera y yo no estoy enterado... 

¿Para qué indagar, si lo encontrado hoy no será lo mismo mañana? 
¿Cuándo comprender que la vida no es estática? 
¿Que poder he creado para contradecir en lugar de preguntar el por qué, para qué y cómo hace lo que hace el otr@?... ... ... y muchas preguntas más... ... ... 

 En conclusión: Conocimiento a la baja, ignorancia a la alza. Prefiero ser un ignorante de todo para seguir buscando respuestas a mis preguntas... ... ... que ignorar todo porque creo que entre más información acomulo sé todo.

26 abril 2015

Día 21: Campañas y borregos

Las campañas electorales han comenzado. No puede ser que haya personas que sigan siendo "acarreadas" para apoyar a un partido político y digo partido político por ni siquiera es a la persona que está representando a ese partido político. ¿Alguien sabe quién es o será su representante en la cámara de diputados?

Me parece que estamos en un círculo y la mercadoctécnia ha convertido a la política en un producto. Ahora, ¿No se supone que un producto, más que producto es una experiencia? ¿Cuál es la experiencia que venden?

Hace mucho tiempo escuchaba a muchos servidores públicos y otros dentro de los medios de comunicación como investigadores, académicos, entre otros, es que necesitamos involucrarnos en la política para exigir o demandar lo que sus representantes prometieron. Muchos lo hacen, pero vayamos por parte, por lo menos desde mi experiencia.

Creo que hay dos situaciones que me preocupan de aquellas acciones que en épocas electorales "parecen" ser sanas políticamente: a) Invitar a otras personas a votar. b) Convencer a otros a votar por un partido en específico. c) Recibir productos con el logo del partido político. d) Ir a sitios donde se presentarán campañas políticas con el objetivo de obtener algo a cambio del voto.

Puede que haya más. Son las que me ha tocado ver, vivir y que no sirven de nada para cambiar la situación en la que vivimos. La política no es sólo la campaña, la política es otra cosa, esas cosas que los que tienen el poder lo han catalogado como delito. Te invito a que investigues qué actos políticos, como el acuerdo, ahora son tachados como negativos, y sólo son permitidos en tiempos electorales.

Espero no nos quedemos con migajas y solicitemos parte del pastel, ese que se reparte entre pocos, y creemos que sacrificarnos por los que están arriba, podamos acceder a él, y no es cierto.

21 abril 2015

Día 20: Cambio de planes

El día de ayer hubo varias noticias que no me permiten seguir como estaba antes. Creo que muchos que nos enfocamos a hacer algo en internet, tenemos que hacerlo con u enfoque diferente. Hoy veo que quienes iniciamos en you tube, tanto como youtubers como espectadores, fue el hacer una crítica de lo que observaban. Con el tiempo la diversificación de contenidos se fue dando y creo que, como en la televisión, nos fuimos con aquello a lo que estamos familiarizados, a lo que estamos acostumbrados: El Entretenimiento.

Con los años, he intentado hacer algo diferente y me he encontrado con varios obstáculos y uno de ellos era: Convencer.

Haré una lista abajo de las palabras clave que encuentre en esta reflexión que por su extensión quizá no sea leída.

Después encontré blogs, muchos blogs que se dedicaron a denunciar, otros a exponer sus ideas, otros a enseñar, algunos a publicar cosas sorprendentes. Y yo no hacía nada. ¿Por qué? Porque me sentía apto para todo y a la vez para nada. ¿Qué hacer? Me preguntaba. Y es que todo lo que planeaba aterrizaba en una línea, en una trinchera casi convertida en trampa: Llamar la atención.

Más tarde me di cuenta que todo lo que quería era hacer algo que me permitiera sobre salir entre todos los que observaba en internet, y la presión se acumulaba conforme me dí cuenta de la cantidad de personas que por este medio de medios, la internet había. Así que esto comenzaba a alimentar eso que no has hemos dejado convencer de tener: Competencia (que para mí es lo mismo competencias que competir, siguen siendo herramientas que buscan compararte con el otro).

Después bajé la guardía y me permití aprender a aprender, clave para acercarme a esto de atreverse a escribir, hablar y mostrar cosas en internet. Antes creí que podría solo. ¡Gran error! Así es como comencé a trabajar en equipo. Entré a un jueguito, en el que sigo por cierto desde el 2008 llamado Manager Zone. Allí conocí a muchas personas con quienes hablábamos de todo menos del deporte al que estábamos enfocados: Futbol (Deporte que no me gusta a menos que juegue :D ).

Desde entonces tuve una idea de lo que quería hacer: Mostrar lo que quería, como ahora.

Pasaron los años y me metí a hacer revistas, programas de radio, escribir y más en internet y me doy cuenta que no es suficiente. ¿Por qué? Porque los monstruos que andaban en mi cabeza me dijeron que había otros y más complicados afuera. No lo creí, mis problemas eran más grandes que el de los demás, a veces pienso que es así. Así que me dí a la tarea de estudiar problemáticas más allá de mi pensamiento. Me encontré con muchas cosas, muchas situaciones más difíciles que las que estaba viviendo. Hoy no sé qué hacer para enfrentarlas. En realidad sólo con lo que sé hacer. Crear productos en Internet.

Así que este blog, diríamos en México en muchos lugares de habla hispana: "Cambiaré de giro". Así que en lo que me sea posible, hablaré de lo que vea alrededor, de aquello que afecte a otras personas, a mí pero no desde la crítica, sino la denuncia, espero, sin valores absolutistas. Y cuando sea crítica, lo haré desde una posición "he hecho", no el haría porque quedaría en la nada, en el supuesto, en el mejor de los casos: intensión.

Veré si esto resulta y si peligra mi integridad, pues se los comunicaré. ¿En quién me inspiro? En Carmen Aristegui que que podemos ser "Carmen" en nuestra propia comunidad.

Entretenimiento
Convencer
Llamar la atención
Competencia
Realidad
Denuncia
Intensión
Comunidad

12 abril 2015

Día 19: Me acabo de dar cuenta

No sé si les ha pasado, no sé si les ha sucedido, que al llegar a un límite, no se sabe hacia dónde hacerse, hacia donde voltear, ¿hacia dónde? Se convierte en una pregunta constante, como cuando uno busca por horas, incluso días el camino por el que se venía. Pues estoy en este momento en uno de esos.

Creo que estoy perdido, en un lugar casi desconocido, o tan conocido que sé a qué peligros me enfrentaré y el miedo me invade. Lo cierto es una cosa: Es un momento donde quisiera que me dijeran qué hacer, pero la respuesta no está mas que en mí.

Lo anterior suena muy "Choteada" y así es. Y es un pensamiento que por lo menos para mí se ha vuelto tan circular que cuando había algo estable, funcionaba, fluía, pero ahora es diferente. Entonces la pregunta es: ¿Qué hacer?. Una pregunta más y menos respuestas.

¿Hacia dónde? ¿Qué hacer? Son las preguntas que he de responder pronto, de lo contrario, sólo seguiré sumando pretextos, sumando ladrillos qué cargar o con los cuales seguir construyendo paredes en lugar de caminos que me saquen de este lugar donde me creí seguro, me creí protegido.

08 abril 2015

Día 18: ¡Ching@ tu M@dre!

Es una expresión que para el mexicano, en promedio claro, es muy ofensiva y se utiliza para ello, para ofender al otro. Sin embargo, no se tiene que utilizar de manera indiscriminada, no todos lo merecen o eso es lo que aprendí en estos días.

Una mentada de madre es tan común, que ha perdido su verdadero significado. ¿Cuál era su verdadero significado? Para eso está Wikipedia, pero creo que el significado es el que uno le dé, sea porque a uno se la recuerden o uno se la recuerde a alguien.

Ahora entiendo más que nunca la canción de Botellita de Jerez llamada El Laberinto de la Soledad. Veamos algunas de sus lineas de esta magistral letra.

"Me lleva la ching@da, le ching@ y le reching@"

A veces no hay más que desahogarse y decirse a sí mismo que se ha intentado pero no resulta.

"Con tanta Ching@dera que me ching@ de hace un Ching@"

Cosas que se acumulan y son tantas y por tanto tiempo.

"Chiger@ de Ching@os Ching@ndome a la Ching@ que un hijo de la Ching@da nos pare una reching@!!!"

Monton de cosas o personas que siguen siendo una carga o una molestia al punto de que otro nos golpee de algún modo, eso sí de la forma más violenta.

Tras la traducción del fragmento de esta gran canción (según mi interpretación como la que cada uno le puede dar de acuerdo a sus experiencias) Les diré: Qué padre es a veces no ser chingado ni chingar a otro, aunque ese otro le rechingue no haber chingado ni tener un chingo de chingaderas para chingarme.

Aquí la canción de Botellita de Jerez por si no la conocían y si sí, pal recuerdo:


06 abril 2015

Día 17: Me tocó ser testigo

En muchas ocasiones el ser testigo se ha satanizado o prostituido de tal forma que en ocasiones no se quiere ser ese testigo. Y vamos desde lo más cotidiano: Escuchar a una persona.

El ser testigo de una conversación entre dos personas o más, en muchas ocasiones es muy rico, sobre todo cuando estos están, sin estarlo, en aparente acuerdo. Sin embargo ese acuerdo es aparente si nos damos a la tarea de escuchar, un arte que de apoco de va perdiendo.

Testigo es aquel que escucha y observa algo, lo que sea y lo anterior fue sólo un ejemplo. Desgraciadamente el ser testigo se ha convertido en algo más interpretativo que descriptivo, más intensional que situacional, más testigo sin serlo, y serlo sin querer ser testigo.

Hace unos días iba pasando cerca del Mercado la Acocota. Creí que por las fechas se lanzaban cohetes, ya que era semana santa. Sin embargo, no fue así. Veo movimiento de los locatarios y después policías.

Esto puede ser cualquier operativo en cualquier parte. Sin embargo algo diferente pasó a lo que creí eran cohetes. Al asomarme hacia donde muchos locatarios corrieron, me tocó ver cómo lo policias detonaban armas de fuego.

Debería de haber consecuencias para este acto, sobre todo cuando se dispara al aire a sabiendas que es un área con muchos habitantes. También debería haber consecuencias para quienes tienen la facultad de informar, por menorizar y ni siquiera tomar en cuenta los hechos o hacerlo ver como algo aislado.

No estoy para acusar a nadie, la misma linea de tiempo hará su trabajo para armar un rompecabezas aparentemente interminable. No estoy para buscar culpables y mucho menos responsables porque no me toca y no creo que existan en ese ámbito. Lo que me preocupa es cómo el ser testigo puede ser peligroso por el sólo hecho de serlo.

Si regresamos a ser testigos de una conversación entre dos personas, hay una gran diferencia entre ser un testigo en peligro y otro no. La cercanía con los hechos. Desgraciadamente quien está más lejos, dice que lo que vió, lo que el gran teléfono descompuesto logra. Si el que está cerca se atreve a decir lo que escucha y observa que va más allá de lo que dijeron, por su cercanía, cae en peligro de ser callado, mientras los más lejanos, con sus suposiciones no son un peligro, no son una amenaza.

Creo que si cada uno de nosotros publicáramos lo que observamos y escuchamos de nuestro alrededor todos los días, si publicáramos lo que nos observamos y escuchamos a nosotros mismo, seríamos eso que creo y expuse al principio de este escrito: Responsables.

Es magia cuando nos escuchamos y nos observamos de esta manera.

19 marzo 2015

Día 16: Carmen Aristegui nos necesita y la necesitamos

Hoy tuve la oportunidad de platicar con compañeros de la universidad, y aunque fue más un monólogo de mi parte, fue con la firme intensión de comentarles que todo lo que vemos en la licenciatura, en este caso, Psicología, puede ser importante y útil para cambiar muchos ámbitos sociales actuales que no nos favorecen.

La semana pasada me enteré de el lanzamiento de MexicoLeaks y la verdad me puse contento. Hasta ese instante no sabía que Carmen Aristegui estaba relacionada directamente con este tema. Para esos instantes la sola noticia me hacía suponer que el gobierno intentaría parar este proyecto. Cuando veo el video de Carmen adelantando esta noticia del evento del lanzamientos de Mexicoleaks y que el grupo de investigación de la primera emisión de noticias de MVS estaba apoyando este proyecto holandés, lo primero que pasó por mi cabeza es: Censura.

No estoy presumiendo el que me haya dado cuenta de esto, pero lo que me preocupaba era el cómo la sacarían tomando en cuenta el antecedente con Felipe Calderán. Así que sólo quedaba esperar. El presentimiento se cristalizó. Ahora, la pregunta es: ¿Qué nos toca hacer en estos momentos? ¿Apoyarla o no? ¿La regó o qué sucedió en realidad? No lo sé.

Lo que si sé, es que esto es una acción muy lamentable. No sé qué tanto sea entre particulares y qué tanto chisme, porque esto, para quienes nos duele lo que está pasando y más que doler, los que lo vivimos día a día y los que queremos tener presencia en los medios, creo que es momento de reaccionar.

No para manifestarse, eso hemos descubierto, no sirve de mucho, pero sí trabajar desde nuestras trincheras y ser responsables de muchas cosas hemos dejado de hacer, están delegadas por confot, por conveniencia, por comodidad y que esas distracciones nos han desvirtuado lo que era nuestro poder más allá de los tres niveles civiles que conocemos.

Desgraciadamente quienes tienen acceso a la Internet, no son todos los que necesitan saber de esto, pero los pocos deberíamos llevar el mensaje. Creo que es momento de hacer algo, y ese algo, espero los mueva, nos mueva a un sitio donde en verdad queramos estar.

23 febrero 2015

Experto en Amargarse la Vida

Es un producto que hice para mi Servicio Social que inició en Mayo de 2013 y culminó en noviembre del mismo año.

Fue una historia inspirada en algunas narraciones de Paul Watzlawick en su libro: "Arte de amargarse la vida". El cual fue muy significativo antes de comenzar a conocer el mundo a través de las teorías Psicológicas.

La historia que de inicio fue dividida en 35 capítulos, tras casi dos años de tener experiencia en la creación de historias que, aunque no han sido producidas, están en papel, me ha permitido reeditar esos capítulos para darle un ritmo y una intensión diferente a este proyecto que le tengo tanto cariño.

El maestro José Antonio Robledo y Meza con quien colaboré en su Programa: "México, árbol de los mil frutos" que se trasmite todos los viernes como desde hace más de un lustro por la señal de Radio BUAP, me decía que en esta historia se encuentran muchas proyecciones mías. A lo que respondí que estaba en lo cierto, es imposible no hacerlo.

Así es como de 35 capítulos, tras un trabajo de semanas, quiero publicar en mi blog los siguientes 13 capítulos con esta historia la cual, siento, está inconclusa, así que intentaré darle conclusión en los próximos meses.


22 febrero 2015

Día 15: Lo pasado, pasado ¿Ha pasado?

Hace unos días estuve viendo varias películas, entre ellas "Mente Indomable", "Patch Adams" y una última llamada "Más allá de la muerte". Todas con un actor en Común, que se suicidó hace unos meses. Entre estas películas, la última fue la que me llamó la atención y es que me hicieron ver que lo que recuerdo, no necesariamente es lo que recuerdo, sino lo que con el paso del tiempo creí que viví y cómo este se va modificando conforme el tiempo pasa.

En estas fechas hay una persona que recuerdo y a quien quisiera hablarle aunque sé, que ella, pues no lo quiera. Sin embargo, saludo y felicito en fechas importantes y si no me habla, no puedo hacer nada más que saludarla, y nada más, hasta que un día, simplemente no lo haga. ¿Cómo lograrlo? Según mi experiencia, será hasta que no sea significativa para mí, pero hasta ahora lo ha sido y no sé qué lo alimenta, si en realidad no existió algo palpable significativo que me haga evocar su recuerdo.

Esto me hace cuestionar lo que recuerdo, lo que pienso incluso lo que siento. A veces creo que esas verdades para mí, lo son, pero en parte modificadas. Esas modificaciones que no necesariamente son mentiras, me han hecho perpetuar, en este caso su recuerdo, pero en otras situaciones, con otras personas, un malestar, un enojo, entre otras cosas que después de analizarlas, no tienen el suficiente fundamento y que, conforme pasa el tiempo, cada vez es menor.

No lo sé, pero creo que debo, tengo y con el tiempo aprender a querer dejar cosas en el pasado. De lo contrario, el pasado estará en mi presente, o eso es lo que veo en mi futuro. A veces quisiera quitarme esos lentes y perderlos, y encontrarlos para recordarlo como algo que vi, en el pasado.

19 febrero 2015

Día 14: Recordando... recordándote

Recordar es una de la tareas que tengo todos los días de manera casi obligatoria. Sin embargo, es algo que tengo tan mal desarrollado que si hoy me preguntas si recuerdo algo, lo que responderé automáticamente es: "Ajám" o "Sí, no muy bien, pero recuerdo algo de ello" entre otras frases. Casi nunca te diré que no lo recuerdo porque de verdad, durante la charla, es casi seguro que lo recordaré.

Es difícil no recordar, y si le sumo el que me es complicado no mentir, lo único que me hace es recordar lo que a veces quisiera no recordar. Y no hablo de momentos bonitos, esos casi no los recuerdo porque han sido eclipsados por los más feos, los más obscuros, los malos.

Lo que no me puedo olvidar es de tu rostro, de tus palabras, de tus manos. Olvidar es la solución y quizá el tiempo permita lograrlo porque para entonces alguien más, quizá tú del presente, como un sueño que estará pronto en el pasado, me haga recordarte, pero diferente, distinta, pero igual de especial.

No mencionaré tu nombre, porque quizá sea vergonzoso para hoy, para después, el que sepan algunas personas que alguien como yo, te quiso, te quiere, te seguirá queriendo aunque tú no lo sientas, aunque no lo sepas, y si lees esto, no lo quieras saber.

Es complicado describir esto, porque el dejar abierta la invitación, puede ser y será seguramente frustrante al ver que no llegas, que nunca llegarás. Aun así el recuerdo, ese que llevo en mi mente que como tú, nunca será mio porque cada vez que me acuerdo de ti ese recuerdo se modifica, cambia, como seguramente lo has hecho, como seguramente será para conmigo, tan diferente que a pesar de la cercanía eso nos aleja cada vez más.

Buscarte es una opción, pero ya no quiero. Buscarte era una opción, pero en cuanto lo hacía, aunque sea en mi recuerdo, me dolía, me duele, pero el dolor hacía que me sintiera vivo, pero ya no quiero eso. Aun así, es mi pensamiento, mi sentimiento, mis deseos que no coincidieron ni coincidirán nunca, nunca como lo quiero hoy.

Espero que dentro de muchos años, muchos años después, aunque no tengamos vida, se pueda, aunque sea por sólo un segundo, ser ese recuerdo que a pesar de las lágrimas que te haya provocado, pueda, aunque sea por sólo ese instante, robarte lo que siempre quise y quizá sea, por lo menos hasta hoy algo imposible, robarte, aunque sea de esa comisura pequeña de tus labios, una sonrisa.

Mientras aquí estaré, recordando... recordándote.

18 febrero 2015

Día 13: Enfermo

Nunca he escrito nada interesante o no tanto para recibir un comentario. No es que lo esté esperando, pero, porque en casi todos los enunciados hay un pero, pero este es un sitio donde escribo para compartir, no para presumir; escribo para decir, no para otra cosa.

Enfermo he estado en los últimos meses, y en este fin de semana anterior se acentuó aun más. ¿Será porque acaba de pasar el 14 de febrero? No lo sé. Lo que sí sé es que algo me está pasando y no sé en realidad qué.

Hace un par de años nunca me imaginaría que estaría en esta situación a punto de terminar la licenciatura de Psicología. ¿Por qué? Porque en varios lapsos de la misma creí no terminaría por sentirme enfermo. ¿De qué? Hubo muchas hipótesis, entre ellas miedos, en los que se centraba la soledad. Hoy creo que no es miedo, pero sí un hábito del cual me cuestiono si es lo que quiero y si es lo contrario, qué hacer para que ésta situación cambie.

Sea cual sea la situación, nunca en lo que recuerdo, me había enfermado tan seguido de gripe y tos, mis defensas andan bajas y no sé si es por el cambio repentino de actividades de moderada a casi nula que me ha hecho caer en esta situación. No lo sé. Lo único que sé es que hay cosas que he dejado pasar, personas que por miedo, no he intentado recuperar o mantener.

Si lees esto podrías decirme que hay cosas más importantes como que la economía está mal, no hay empleos, nos endeudamos cada vez más, la represión en la BUAP y en la ciudad de Puebla, quizá, pero si ello me afecta se los contaré. Lo único que me preocupa, es que con el tiempo tengan que callarnos con todo menos palabras.

02 febrero 2015

Día 12: A la deriva

A veces me pregunto si lo que hago vale la pena. ¿Por qué? Simplemente porque lo que hago me gusta pero no sé si valdrá la pena y es que la pena, como la pena de muerte, me hace más ruido que la muerte.

La pena es complicada. La pena es algo que traigo cargando desde que tengo memoria y la única manera de eliminarla, aunque en realidad sólo la he disminuido, es con dejar de tener miedo al ridículo. ¿Cómo? Muy fácil, haciéndolo todo el tiempo.

¿Todo el tiempo soy ridículo? Eso sería ridículo, y no lo ridículo en sí, sino que yo sea ridículo. ¿Por qué? Porque una cosa es hacer el ridículo, otra tener la intensión de ver las dificultades y algunas acciones como ridículas, pero otra muy diferente que sea ridículo. Yo soy quien soy, el que haga ridiculeces, es una parte de mí pero no todo.

A veces me he creído muchas ideas negativas que las he adoptado como parte de mi personalidad y en el peor de los casos, me hice llamar por aquellos adjetivos, porque no entendía que eran eso, adjetivos. Ahora más que nunca valoro las clases de español de la primaria, secundaria y preparatoria. Más vale tarde que nunca, espero no sea demasiado tarde.

¿Por qué a la deriva? Porque acabo de ver un par de películas que me dejaron así, pensando en el pasado y en el futuro. Eso que provocan las historias ficticias, me hace reflexionar de cómo, sin darme cuenta la historia cotidiana me afecta pero no me doy cuenta. Sobre todo, mis propias historias.

Desde hace más de una semana que no escribía, porque me he dado el chance de hacer algo diferente.

Las buenas nuevas es que pronto terminaré un ciclo, y hay cosas que hasta esta publicación se han acomodado para sentirme motivado, aunque con incertidumbre, dejándome a la deriva. Espero tocar tierra antes de tocar fondo. Aunque a veces creo no tiene mucha diferencia.

25 enero 2015

Día 11: Los primeros pasos

Mi sobrina a comenzado a comenzar a caminar sola. ¿Ésto qué significa? Que me está demostrando que el independizarse, si no es natural, es necesario para poder crecer. El detalle que encuentro es que eso lo sé, ella, no creo, pero el querer es puro, sin la necesidad de saber sino de hacer aquello que quiere, que le permite hacer muchas cosas, esas cosas que no le serán posible si se queda en el estado que estaba.

Los primeros pasos... creo que me falta dar más primeros pasos... eso es lo que le aprendí a mi sobrina. A caminar se ha dicho.

20 enero 2015

Día 10:Ya merito renunciaré a algo

Una de las frases que más me han gustado y que en el futbol lo han utilizado a tal grado de decir que en la mentalidad de los mexicanos debería de ser eliminada, es el: Ya merito.

Este día, fue de varios contrastes y esta frase apareció de manera implícita encada una de ellas.

Cuando llegué por la firma de liberación de prácticas profesionales, esperé un rato para recibirla. Ya merito tenía todo. Cuando tuve la firma, eso quiere decir que Ya merito tendría mi calificación, y ya merito recibiría lo necesario para ya merito ser libre de la universidad y ya merito hacer el trámite para el título.

Cuando me encontré a una amiga, el tema era conseguir trabajo y le decía que ya merito me tomaría el tiempo para buscar trabajo. Con ello ya merito tendría la oportunidad de hacer cosas diferentes.

Después fui al cine con una amiga y estábamos con esperando mientras platicábamos. Ya merito no entrábamos porque nos confundimos de horario. 

Ya merito, ya merito. Ya merito tendré que hacer algo diferente, pero en este momento que estoy escribiendo sobre ello, me pregunto a qué tendré que renunciar.

18 enero 2015

Día 9: El reporte

A veces me pregunto: ¿Cuánto vale la pena la vida? No lo sé, pero el que lo sabe, eso es cierto, es quien lo vive. Quien dice que lo vive, chido, pero quien lo describe es otra cosa.

La entrevista clínica me ha encantado. Me ha permitido romper muchas cosas, sobre todo creencias que tenía de mí hacia las personas, y la más importante, de mí hacia mí mismo.

He tenido muchos miedos, pero el contactar con otras personas, este miedo ha disminuido. ¿Cómo? No podría decirlo en un blog y describirlo tardaría más o el mismo tiempo de aquella experiencia que fue de poco más de año y medio.

Un reporte, ese que me estresó por muchos meses más que lo hecho en mis practicas profesionales. Ahora creo que es importante pero ¿Por qué lo veía como algo malo? Simplemente porque cometí un pequeño error del cual sabía no debí hacer y al hacerlo me hizo tropezar en ello: La suposición.

No lo sé, por ello este ejercicio que comenzó con el objetivo de escribir todos los días lo que en ese momento haya pasado y sobre todo lo que en ese momento reflexiones sobre lo que haya pasado, para no quedarme en el supuesto, sino en lo importante que fue y al revisarlo tener una idea clara de ello.

Después de una semana, exactamente una semana sin escribir, han pasado varias cosas. La primera lo que les platiqué sobre mi reporte de prácticas profesionales. Lo siguiente fue comenzar a trabajar en aquella historia épica que quiero terminar para este año. Quiero pasar de las pequeñas narraciones a una historia más extensa, con más personajes e intentar que sea algo diferente. Objetivo: Regresar a las historias radiofónicas, radionovelas pero con un enfoque que me gusta: Lo Psicológico.

También cumplimos un año en el proyecto: La Trama del tigre Jazz que se produce en tlciudadana.com.mx en la caja de cartón y eso me sorprende porque después de tantas dificultades, seguimos en pie de lucha.

Esta semana fue de grandes logros. Ahora a construir los que sigan y espero compartirlos más seguido.

Por cierto, me salió otro muñeco en la rosca de reyes: Conteo final: 7.

11 enero 2015

Día 8: Publicación 100 en éste blog.

En teoría escribiría diariamente y hace dos días comencé a hacer lo contrario. Lo complicado de todos esto es llegar con algo qué decir, cómo decirlo y si es posible decirlo.

Durante tantos años de hacer por lo menos dos blogs de manera seria, este ha tenido un significado especial porque en este quiero compartir lo mio, aunque por ello pueda correr peligro de mostrar algo más allá que un pensamiento, una reflexión. Aun así este año que corre, el 2015, quiero poner en este blog todo lo que he hecho y que quiero hacer en adelante. ¿Por qué? Porque este ejercicio me permitirá ver si en verdad he crecido en esto o sigo en el mismo lugar. Si vale pena arriesgarme a seguir creando historias o mejor me dedico al 200% para lo que estudié: Psicología.

Nunca me ha gustado mantenerme en una sola línea, aunque las críticas han sido fuertes por ello, y quizá con mucha razón, pero hasta ahora me ha permitido aprender muchas cosas y querer aprender otras más con un objetivo: Contenido.

A la fecha no sé si lo estoy logrando, pero estoy intentando que la forma en que expreso mis ideas, tengan con cada publicación, algo diferente, pero dentro de eso diferente, algo similar: Un estilo.

La verdad no sé si lo lograré, lo único que sé es que me gusta escribir y crear historias y sé que si lo sigo intentando algún día conseguiré hacer una historia lo suficientemente interesante para conseguir el apoyo para crear algo igual o miliar.

No quiero decir que no tenga el apoyo hoy, al contrario, TLCiudadana me permite hacer lo que quiero en la Caja de Cartón y quiero aprovecharlos éste año más que nunca. El 2014 fue de la Trampa del Tigre Jazz: éste 2015 será de historias para reforzar otras cosas que se encaminan a mi objetivo: Crear contenido.

¿Cómo le voy a hacer? Leer más y escribir más por lo menos una vez por semana o una hora todos los días.

100 publicaciones, la próxima meta: 1000.

No me había dado cuenta

Algo que me llama mucho la atención, es que hoy todos somos jueces, es decir, que todos tenemos voz y voto de cualquier tema. Claro, eso es...