26 abril 2015

Día 21: Campañas y borregos

Las campañas electorales han comenzado. No puede ser que haya personas que sigan siendo "acarreadas" para apoyar a un partido político y digo partido político por ni siquiera es a la persona que está representando a ese partido político. ¿Alguien sabe quién es o será su representante en la cámara de diputados?

Me parece que estamos en un círculo y la mercadoctécnia ha convertido a la política en un producto. Ahora, ¿No se supone que un producto, más que producto es una experiencia? ¿Cuál es la experiencia que venden?

Hace mucho tiempo escuchaba a muchos servidores públicos y otros dentro de los medios de comunicación como investigadores, académicos, entre otros, es que necesitamos involucrarnos en la política para exigir o demandar lo que sus representantes prometieron. Muchos lo hacen, pero vayamos por parte, por lo menos desde mi experiencia.

Creo que hay dos situaciones que me preocupan de aquellas acciones que en épocas electorales "parecen" ser sanas políticamente: a) Invitar a otras personas a votar. b) Convencer a otros a votar por un partido en específico. c) Recibir productos con el logo del partido político. d) Ir a sitios donde se presentarán campañas políticas con el objetivo de obtener algo a cambio del voto.

Puede que haya más. Son las que me ha tocado ver, vivir y que no sirven de nada para cambiar la situación en la que vivimos. La política no es sólo la campaña, la política es otra cosa, esas cosas que los que tienen el poder lo han catalogado como delito. Te invito a que investigues qué actos políticos, como el acuerdo, ahora son tachados como negativos, y sólo son permitidos en tiempos electorales.

Espero no nos quedemos con migajas y solicitemos parte del pastel, ese que se reparte entre pocos, y creemos que sacrificarnos por los que están arriba, podamos acceder a él, y no es cierto.

21 abril 2015

Día 20: Cambio de planes

El día de ayer hubo varias noticias que no me permiten seguir como estaba antes. Creo que muchos que nos enfocamos a hacer algo en internet, tenemos que hacerlo con u enfoque diferente. Hoy veo que quienes iniciamos en you tube, tanto como youtubers como espectadores, fue el hacer una crítica de lo que observaban. Con el tiempo la diversificación de contenidos se fue dando y creo que, como en la televisión, nos fuimos con aquello a lo que estamos familiarizados, a lo que estamos acostumbrados: El Entretenimiento.

Con los años, he intentado hacer algo diferente y me he encontrado con varios obstáculos y uno de ellos era: Convencer.

Haré una lista abajo de las palabras clave que encuentre en esta reflexión que por su extensión quizá no sea leída.

Después encontré blogs, muchos blogs que se dedicaron a denunciar, otros a exponer sus ideas, otros a enseñar, algunos a publicar cosas sorprendentes. Y yo no hacía nada. ¿Por qué? Porque me sentía apto para todo y a la vez para nada. ¿Qué hacer? Me preguntaba. Y es que todo lo que planeaba aterrizaba en una línea, en una trinchera casi convertida en trampa: Llamar la atención.

Más tarde me di cuenta que todo lo que quería era hacer algo que me permitiera sobre salir entre todos los que observaba en internet, y la presión se acumulaba conforme me dí cuenta de la cantidad de personas que por este medio de medios, la internet había. Así que esto comenzaba a alimentar eso que no has hemos dejado convencer de tener: Competencia (que para mí es lo mismo competencias que competir, siguen siendo herramientas que buscan compararte con el otro).

Después bajé la guardía y me permití aprender a aprender, clave para acercarme a esto de atreverse a escribir, hablar y mostrar cosas en internet. Antes creí que podría solo. ¡Gran error! Así es como comencé a trabajar en equipo. Entré a un jueguito, en el que sigo por cierto desde el 2008 llamado Manager Zone. Allí conocí a muchas personas con quienes hablábamos de todo menos del deporte al que estábamos enfocados: Futbol (Deporte que no me gusta a menos que juegue :D ).

Desde entonces tuve una idea de lo que quería hacer: Mostrar lo que quería, como ahora.

Pasaron los años y me metí a hacer revistas, programas de radio, escribir y más en internet y me doy cuenta que no es suficiente. ¿Por qué? Porque los monstruos que andaban en mi cabeza me dijeron que había otros y más complicados afuera. No lo creí, mis problemas eran más grandes que el de los demás, a veces pienso que es así. Así que me dí a la tarea de estudiar problemáticas más allá de mi pensamiento. Me encontré con muchas cosas, muchas situaciones más difíciles que las que estaba viviendo. Hoy no sé qué hacer para enfrentarlas. En realidad sólo con lo que sé hacer. Crear productos en Internet.

Así que este blog, diríamos en México en muchos lugares de habla hispana: "Cambiaré de giro". Así que en lo que me sea posible, hablaré de lo que vea alrededor, de aquello que afecte a otras personas, a mí pero no desde la crítica, sino la denuncia, espero, sin valores absolutistas. Y cuando sea crítica, lo haré desde una posición "he hecho", no el haría porque quedaría en la nada, en el supuesto, en el mejor de los casos: intensión.

Veré si esto resulta y si peligra mi integridad, pues se los comunicaré. ¿En quién me inspiro? En Carmen Aristegui que que podemos ser "Carmen" en nuestra propia comunidad.

Entretenimiento
Convencer
Llamar la atención
Competencia
Realidad
Denuncia
Intensión
Comunidad

12 abril 2015

Día 19: Me acabo de dar cuenta

No sé si les ha pasado, no sé si les ha sucedido, que al llegar a un límite, no se sabe hacia dónde hacerse, hacia donde voltear, ¿hacia dónde? Se convierte en una pregunta constante, como cuando uno busca por horas, incluso días el camino por el que se venía. Pues estoy en este momento en uno de esos.

Creo que estoy perdido, en un lugar casi desconocido, o tan conocido que sé a qué peligros me enfrentaré y el miedo me invade. Lo cierto es una cosa: Es un momento donde quisiera que me dijeran qué hacer, pero la respuesta no está mas que en mí.

Lo anterior suena muy "Choteada" y así es. Y es un pensamiento que por lo menos para mí se ha vuelto tan circular que cuando había algo estable, funcionaba, fluía, pero ahora es diferente. Entonces la pregunta es: ¿Qué hacer?. Una pregunta más y menos respuestas.

¿Hacia dónde? ¿Qué hacer? Son las preguntas que he de responder pronto, de lo contrario, sólo seguiré sumando pretextos, sumando ladrillos qué cargar o con los cuales seguir construyendo paredes en lugar de caminos que me saquen de este lugar donde me creí seguro, me creí protegido.

08 abril 2015

Día 18: ¡Ching@ tu M@dre!

Es una expresión que para el mexicano, en promedio claro, es muy ofensiva y se utiliza para ello, para ofender al otro. Sin embargo, no se tiene que utilizar de manera indiscriminada, no todos lo merecen o eso es lo que aprendí en estos días.

Una mentada de madre es tan común, que ha perdido su verdadero significado. ¿Cuál era su verdadero significado? Para eso está Wikipedia, pero creo que el significado es el que uno le dé, sea porque a uno se la recuerden o uno se la recuerde a alguien.

Ahora entiendo más que nunca la canción de Botellita de Jerez llamada El Laberinto de la Soledad. Veamos algunas de sus lineas de esta magistral letra.

"Me lleva la ching@da, le ching@ y le reching@"

A veces no hay más que desahogarse y decirse a sí mismo que se ha intentado pero no resulta.

"Con tanta Ching@dera que me ching@ de hace un Ching@"

Cosas que se acumulan y son tantas y por tanto tiempo.

"Chiger@ de Ching@os Ching@ndome a la Ching@ que un hijo de la Ching@da nos pare una reching@!!!"

Monton de cosas o personas que siguen siendo una carga o una molestia al punto de que otro nos golpee de algún modo, eso sí de la forma más violenta.

Tras la traducción del fragmento de esta gran canción (según mi interpretación como la que cada uno le puede dar de acuerdo a sus experiencias) Les diré: Qué padre es a veces no ser chingado ni chingar a otro, aunque ese otro le rechingue no haber chingado ni tener un chingo de chingaderas para chingarme.

Aquí la canción de Botellita de Jerez por si no la conocían y si sí, pal recuerdo:


06 abril 2015

Día 17: Me tocó ser testigo

En muchas ocasiones el ser testigo se ha satanizado o prostituido de tal forma que en ocasiones no se quiere ser ese testigo. Y vamos desde lo más cotidiano: Escuchar a una persona.

El ser testigo de una conversación entre dos personas o más, en muchas ocasiones es muy rico, sobre todo cuando estos están, sin estarlo, en aparente acuerdo. Sin embargo ese acuerdo es aparente si nos damos a la tarea de escuchar, un arte que de apoco de va perdiendo.

Testigo es aquel que escucha y observa algo, lo que sea y lo anterior fue sólo un ejemplo. Desgraciadamente el ser testigo se ha convertido en algo más interpretativo que descriptivo, más intensional que situacional, más testigo sin serlo, y serlo sin querer ser testigo.

Hace unos días iba pasando cerca del Mercado la Acocota. Creí que por las fechas se lanzaban cohetes, ya que era semana santa. Sin embargo, no fue así. Veo movimiento de los locatarios y después policías.

Esto puede ser cualquier operativo en cualquier parte. Sin embargo algo diferente pasó a lo que creí eran cohetes. Al asomarme hacia donde muchos locatarios corrieron, me tocó ver cómo lo policias detonaban armas de fuego.

Debería de haber consecuencias para este acto, sobre todo cuando se dispara al aire a sabiendas que es un área con muchos habitantes. También debería haber consecuencias para quienes tienen la facultad de informar, por menorizar y ni siquiera tomar en cuenta los hechos o hacerlo ver como algo aislado.

No estoy para acusar a nadie, la misma linea de tiempo hará su trabajo para armar un rompecabezas aparentemente interminable. No estoy para buscar culpables y mucho menos responsables porque no me toca y no creo que existan en ese ámbito. Lo que me preocupa es cómo el ser testigo puede ser peligroso por el sólo hecho de serlo.

Si regresamos a ser testigos de una conversación entre dos personas, hay una gran diferencia entre ser un testigo en peligro y otro no. La cercanía con los hechos. Desgraciadamente quien está más lejos, dice que lo que vió, lo que el gran teléfono descompuesto logra. Si el que está cerca se atreve a decir lo que escucha y observa que va más allá de lo que dijeron, por su cercanía, cae en peligro de ser callado, mientras los más lejanos, con sus suposiciones no son un peligro, no son una amenaza.

Creo que si cada uno de nosotros publicáramos lo que observamos y escuchamos de nuestro alrededor todos los días, si publicáramos lo que nos observamos y escuchamos a nosotros mismo, seríamos eso que creo y expuse al principio de este escrito: Responsables.

Es magia cuando nos escuchamos y nos observamos de esta manera.

No me había dado cuenta

Algo que me llama mucho la atención, es que hoy todos somos jueces, es decir, que todos tenemos voz y voto de cualquier tema. Claro, eso es...