30 mayo 2015

Día 27: Un cuento... un cuento

Los cuentos, esos escritos que en muchas ocasiones nos permiten ver otras realidades, sentir diferente, pensar diferente. En México existen muchos y no se conocen. ¿Será porque no leemos? ¿Será porque no nos interesa? ¿Será eso o es puro cuento?

En los camiones he escuchado muchos cuentos. En los mercados he escuchado muchos cuentos. En casas he escuchado muchos cuentos. En instituciones he escuchado muchos cuentos. ¿Qué cuentos escuchamos? ¿Qué cuentos ignoramos? ¿Serán cuentos?

En México los cuentos son hablados, muy pocos son escritos. Esto ha permitido que muchos de ellos se mantengan e inevitablemente se vayan modificando. ¿Será posible mantener un cuento intacto por mucho tiempo? ¿Qué pasaría si fuera así? 

Hoy nos estamos peleando por los derechos de autor. Muchos no sabemos qué es. Si vamos por la calle, muchos no tienen una idea de qué es esto. Aquí lo que me hace ruido. Qué ignoramos y qué no sabemos.

Ignorar es no saber, pero no se especificar saber qué. De manera general es información que hoy es como un puente de cambio e intercambio incluso monetario. ¿Qué nos motivaría a informarnos?

Hoy se están intentando normalizar el uso de productos que fueron creados para el servicio de los demás, y que ahora, se intenta proteger con pretexto del autor, cuando en realidad son las empresas que adquieren los derechos de la obra de ese autor.

Creo que estamos regresando a la edad media, cuando lo creado era para unos cuántos.

Entre más ignorantes más fáciles seremos de manipular. Creo que si no consumiéramos todo cambiaría, la pregunta es: ¿Quienes crearán este movimiento para cambiar las cosas? Les invito a pasar frente a un espejo, probablemente encontrarás la respuesta.

21 mayo 2015

Día 26: El Miedo

Un día, una persona caminaba por un camino oscuro. De repente, nada. No sabía si iba por el camino correcto o no. No sabía si era el camino seguro o peligroso. Aun así caminaba. Caminó. Caminó.

De repente encontró una sombra. ¿Sombra? Sí una sombra. No hacía nada, no decía nada. ¡Era una sombra! Pero esta la acompañaba.

Más adelante esa sombra lo dejaba solo. De repente aparecía. De repente estaba allí y se movía a su antojo. De repente copiaba los movimientos de nuestro amigo.

Más adelante encontró una charco que se hacía más grande conforme caminaba por ese camino. Al punto que se mojó todo el cuerpo porque le llegaba hasta el cuello. La sombra desaparecía, aunque a veces se ponía sobre el agua.

Más adelante se veía fuego. Ese fuego impedía dejar pasar agua y la sombra. Impedía dejar cruzar a nuestro amigo. ¿Qué podría hacer para pasar? ¿Qué hacer?

Una voz que venía del otro lado, tras el fuego, le decía: "Camina". Pero la sombra se quedaba tras de él. El fuego parecía aumentar conforme daba pasos hacia atrás.

De repente la sombra, tomo una forma redonda, agarró agua y la lanzó hacia el fuego. Pero no se apagaba. Nuestro amigo tomó agua y lanzaba al fuego y no se apagaba. La voz a lo lejos le decía: "Camina". Pero nuestro amigo se quedaba inmóvil.

¿No apaga el agua el fuego? ¿Se supone que sí? ¿Por qué no se apaga? ¿Por qué no calla esa voz que insiste en que camine?

Nuestro amigo no caminaba, se quedó quieto, el fuego aumentaba.

Sin saberlo, tomo valor para dar un paso, pero al esperar tanto sus pies se habían hundido, en algo como lodo. De repente al dar un paso más ese lodo cayó en donde había fuego y se apagó. Al darse cuenta de eso, al caminar arrastraba los pies y levantaba el lodo con la suficiente fuerza para que cayera donde había fuego. Se dio cuenta de que el caminar era la solución y la voz a lo lejos le decía: "Sigue".

La sombra se quedó atrás, no le siguió, al parecer tenía miedo. Ahora él le decía a la sombra que caminara pero no lo hizo. Nuestro amigo tenía que tomar una decisión, si regresar por la sombra o seguir su camino.

La voz era cada vez más fuerte: "¡Sigue!" pero nuestro amigo no quería irse sin la sombra. ¿Qué hacer?.

Entonces pensó: "Esa sombra me quiso ayudar, tendría que ayudarla también, pero..." miró hacia todos lados y se dio cuenta de su propia sombra. Se preguntó: ¿De quién es esa sombra? Así que le preguntó a la sombra: Ve con tu dueño. Si quieres seguirme, cruza, si no, sigue el camino de quien te pertenece.

La sombra se fue. Y nuestro amigo siguió la voz: "¡Sigue!". Y salió a un campo donde pudo estar por fin a salvo.

Cuando llegó a un lugar seguro reflexionó lo siguiente: "A veces hay sombras que parecieran ser mi sombra, y están allí, apoyan, ayudan, pero no son mías. A veces son miedos, a veces experiencias del pasado, pero esa voz, esa voz..."

Mientras reflexionaba e intentaba indagar sobre la voz, escuchó decir en su cabeza, no a lo lejos, sino desde su mente: "Bienvenido a este lugar, fuera del pasado, fuera de lo que ya no está, de lo que creía que estaba: El miedo".

Día 25: A un día de los 29

29. Un número que nunca había tomado en cuenta. ¿Por qué? ¿Si los 2 y los 9 han estado en gran parte de mi vida?

El número 2 lo tengo en mi fecha de nacimiento, lo tengo en muchas partes de mí, y aunque suene absurdo, a veces no me doy cuenta de ello. Dos ojos, dos manos, dos brazos, dos piernas, dos pies, entre otras cosas donde aunque parezca ser sólo uno, en realidad está dividido en dos.

El 9 es una calificación recurrente. Bueno, con excepción de la preparatoria donde mi promedio fue 8 pero no importa. Ese número tiene y tuvo su propia historia, pero en unas horas será diferente.

9 un número que se parece mucho a la "q" una letra que siempre ha estado acompañándome en cada cosas que pienso, imagino, incluso siento. Siempre estoy cuestionando todo: "¿Que es...?" como si fuera un niño.

No sé cómo pasaron tan pronto 29 años. No los sentí, y eso de manera superficial puede sonar extraño e imposible, pero en lo profundo, a veces creo que el tiempo no ha pasado y no pasará, aunque mi aspecto, siempre tosco y difícil de ver, aparente más edad de la que tengo y he tenido en realidad.

¿Qué me deparará ese 29? no lo sé. Lo único que sé es que si pudiera darle un significado a cada año de mi vida, quizá me cueste trabajo, es más, para quitarnos de duda veamos qué sale:

1: Nací.
2: No recuerdo.
3: Quería ir a la escuela.
4: Entré a la escuela.
5: Último año de confort.
6: Cambio de ambiente, de vida.
7: Saber qué es competencia.
8: Mi primer límite.
9: Terror en la escuela.
10: Conociendo amigos.
11: Soñar con la realidad,
12: Salir de lo casi único conocido.
13: Conociendo las consecuencias de mis decisiones.
14: Sentir por primera vez.
15: Seguir el sueño de otro para encontrar el mío.
16: Segado por un espejismo.
17: Saber que no sé nada.
18: Creí que mi vida estaba resuelta.
19: Crisis existencial.
20: Muerte.
21: Muerte.
22: Despertar.
23: Renacer.
24: Sentir por segunda vez.
25: Consciencia de mi violencia.
26: Conociendo la red de redes.
27: Conociendo a otros para conocerme a mí mismo.
28: Rompiendo paradigmas.
29: ...

¿Hasta dónde llegará ésta lista?

10 mayo 2015

Día 24: ¿Qué es libertad?

Un niño caminaba por la calle y en la bandera de su ciudad observó un enunciado que decía: "Busca la libertad".

El niño comenzó a preguntar con sus amigos ¿Qué es la libertad?

Le preguntó a su vecino y respondió: La que tiene mi hermana mayor, que puede hacer lo que quiera sin pedir permiso a mi mamá.

Le preguntó a su compañero de la escuela y respondió: Estar en la calle jugando con mis amigos todas las tardes.

Le preguntó a la señora que vendía chicharrines fuera de la escuela y respondió: Es que nadie me corra de este cachito donde vendo mis dulces.

Le preguntó a una señora que caminaba con un bebé en sus brazos que respondió: Tener unos minutos a solas, sin su bebé, sin su suegra tras de ella, sin su pareja, sin su madre, sin todas las personas que le dicen que hacer.

Y así con todas las personas a las que les preguntaba. Por alguna razón las apuntó en una libreta, la cual, guardó y olvidó por muchos años.

Después de independizarse, entre los objetos que iba a llevar y tirar para no dejar cosas inservibles en la casa de sus papás y llevar sólo lo necesario, encontró una libreta, con mucho polvo, pero con apuntes dentro. Estaba a nada de echarla a la bolsa para basura cuando algo le hizo recordar que algo había en esa libreta. La abrió y comenzó a leer lo que le habían dado como respuesta sobre qué era libertad hace algunos años.

Así que tomó la libreta y comenzó a analizar las palabras que más le llamaron la atención e hizo la siguiente reflexión:

"La Libertad, esa palabra que como muchas otras se han prostituido como si fuera sólo parte del discurso. ¿Qué es libertad? Hoy tengo una idea, pero antes de compartirla me gustaría resaltar lo que muchas personas me dijeron era libertad cuando apenas tenía 13 años.

No escribiré todas las respuestas, pero sí las palabras que me han llamado la atención, me sorprendieron pero me espanta saber muchas cosas que no han cambiado, se han perpetuado: Tiempo, Espacio, Permiso, Tengo, Debo, Dejar, Nada, Culpa, Diferencia, Solo, Presión, Tranquilidad" Y muchas palabras más, sobre todo, la que me llamó más la atención fueron dos: Descanso y Soledad.

Muchos están cansados de todo lo que hacen los demás que le hacen sentir asfixia en su vida, saberse sin los derechos que tienen otras personas, sentirse invadidos por los otros y no poder sentirse ligeros al cargar problemas de los hijos, esposa, esposo, padres, vecinos, alumnos, nietos, de todos, tantos que en ocasiones hasta han olvidado los propios, necesarios para hacer algo diferente.

Entonces me pregunté: ¿Qué es libertad? Y por lo que he leído todo se basa en la responsabilidad. Así que le pregunté a todos los que pude: ¿Qué es responsabilidad? Y me respondieron de manera general: Hacer bien lo que debo hacer con las personas con quienes tengo un compromiso y tengo que cumplir para demostrar lo responsable que soy.

Pareciera que libertad es estar encadenado a las otras personas. Pareciera que libertad es demostrar al otro que es bueno. Parece que la libertad siempre será otorgada por los demás.

Entonces me pregunté de  nuevo: ¿Qué es libertad? Y sólo me pude responder: No intentar esclavizar al otro y no buscar ser esclavo de nadie.

Ha por cierto... ese niño era yo.

04 mayo 2015

Día 23: Viene el 5 de Mayo

Es un día cualquiera para muchos mexicanos, sin embargo, y eso con pláticas con personas que me pasaron el dato y si llegan a leer esta entrada quizá lleguen a recordar quién me lo dijo o quienes me lo dijeron. Por ejemplo en Estado Unidos de Norte América muchos celebran esta fecha, porque de no haber contenido el ejército Mexicano al Ejército Francés que en su momento era el más poderoso del mundo, probablemente hubiera sido conquistado el hoy país vecino del norte ya que estaban debilitados militarmente por conflictos internos.

El único lugar donde se festeja es en donde sucedió el hecho: Puebla.

Sin embargo, y como toda festividad en la que se recuerdan hechos heróicos: ¿Qué festejamos?

En el día de hoy, y desde hace muchos años, por lo menos desde que tengo memoria, es decir desde hace poco más de veintitantos años, lo que he visto es sólo una feria donde los productos, servicios y entretenimiento está al doble del costo de los lugares más prestigiados donde el precio deporsí es caro, y donde los artistas son clasificados para los pudientes y para el pueblo. Además de un desfile donde se presentan escuelas que tienen un prestigio o más bien, un mayor apoyo por parte de la Secretaría de Educación Pública (SEP), haciéndonos menos a los que asisitimos a escuelas pequeñas y que nos hacían ensayar coreografías con el objetivo que fueramos aparentemente tomados en cuenta y enterarse que unos días antes del evento, por mandato de una oficina general (me imagino de la SEP) mandaron decir que siempre no.

Como sea. Esta fecha hay que recordar, deberíamos recordar, para defender un sitio histórico como es el cerro donde aun se encuentran los fuertes de Loreto y Guadalupe que hoy está en crisis histórica con el pretexto de la modernización del lugar, que a poco, se está privatizando.

02 mayo 2015

Día 22: Ignorancia vs Saber

A veces me pregunto: ¿Qué poner en mi currículum? Poner que soy técnico analista programador, electrcisita, psicólogo, operador de radio, escritor independiente, etc. pero me preguntan como en interrogatorio otras cosas para crear mi perfil y saber si pueden o no confiar en mi a través de mi nivel de normalidad... pues aquí otro poco de información: 

Se escuchar, hablo mucho, escribo sin pensar, siento que todo es una catástrofe, encuentro como en mis cuentos una moraleja a la vida eso que llamamos aprendizaje, tengo miedo a los espacios abiertos, cerrados, a las personas, a la soledad, a mis ideas, a... ... ... ... y muchas cosas más... ... ... y otras que muchas personas ven desde afuera y yo no estoy enterado... 

¿Para qué indagar, si lo encontrado hoy no será lo mismo mañana? 
¿Cuándo comprender que la vida no es estática? 
¿Que poder he creado para contradecir en lugar de preguntar el por qué, para qué y cómo hace lo que hace el otr@?... ... ... y muchas preguntas más... ... ... 

 En conclusión: Conocimiento a la baja, ignorancia a la alza. Prefiero ser un ignorante de todo para seguir buscando respuestas a mis preguntas... ... ... que ignorar todo porque creo que entre más información acomulo sé todo.

Violencia Política de Género vs Violaciones a la Cadena de Custodia de la Paquetería Electoral en Puebla

El día de ayer el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) dio el fallo correspondiente a la elección para gobernador...