30 agosto 2015

Hace dos semanas...

Hace un par de semanas quise comenzar de nuevo. Creí que era posible hacerlo. Y he comprobado que así es, se puede iniciar, se puede iniciar sin necesidad de poner fechas, de poner horas. Simplemente es querer comenzar y eso se repetirá cada milésima de segundo a partir del primer paso.

¿a comenzar?

17 agosto 2015

Paso 1

Esto puede verse un poco raro, nada original, pero me han pasado cosas últimamente donde me están haciendo tomar decisiones, quizá, un poco de manera precipitada.

Veamos qué pasa. Hoy estamos a inicio de semana, Es un día que me es nuevo, y dentro de mis muchas supersticiones están los números. y para no hacer aburrida la publicación les comento porqué es importante para mí los números. Primero, no me vaso en alguien en especial, como a todo símbolo, le he puesto significado a esos símbolos, probablemente de forma errónea pero ¿Qué no es error en esta vida? Casi todo lo que he hecho tiene su toque de error. Quizá esto que estoy haciendo tenga su toque de error. No me importa. Uno más o varios más no le hace daño a nadie. En realidad creo que mis errores le afectarán a quien le afecte si comete el mismo error que yo: "Dejar que los demás influyan en mis decisiones".

Así es como me he tomado la libertad en un sitio que desde hace años es mío: Mi blog. Así que cada día comenzaré a publicar una foto mía para ver los cambios, para ver si hay un cambio en mí, porque ya me cansé de la frase: "Nunca cambies". Creo es momento de cambiar.

Paso 1. 17 8 2015

Hoy es un día mágico para comenzar. El día 17 forma un 8. El mes de agosto es un 8. El año suma un 8 el primer día, para mí, de la semana que sería el octavo si extendiera la semana. 8 8 8: Todos si los rotáramos serían tres infinitos. No puedo dejar pasar esta oportunidad.

Sé que esto es absurdo, pero cuando estaba en Ciencias de la Computación, este símbolo me seguía por todas partes: Calificaciones, número de lista, veces que daba y formas de recorrido por C.U. En fin.

A partir de hoy he decidido bajar de peso. Creo que, así como le he invertido en mi pensamiento para cambiar, necesito reflejarlo en mi físico. Así que si alguien pasa por este blog y quiere ir observando el proceso, se quede.

Acompáñenme es esta aventura, la cual nunca he hecho, nadie se va a enterar de los que conozco, a menos que se encuentren con esta entrada al entrar a Coyo Radio o al escuchar los programas de la Trampa del Tigre Jazz.

Paso 1 está dado. 

Durante este proceso les platicaré y compartiré si hay algo que me haya pasado importante en mi vida. La cual tendrá, si lo comienzo a construir ahora mismo, mucho qué compartir.

16 agosto 2015

Ya no es posible

A veces no aprendo. No aprendo que acomodar las cosas de manera diferente no es lo necesario para tapar la grieta que se ve tras el librero, en la pared. Eso a veces pasa. A veces se hace más de lo mismo y no me es posible darme cuenta.

Es difícil identificarlo. Es difícil saber qué está pasando hasta que pasa. Es difícil pasar. Aun más difícil dejar pasar.

Ayer todo de dio para darme cuenta que estaba haciendo lo mismo de siempre: Esperar.

Creo que ya no me es posible esperar, creo que ya no, ya no, es la respuesta.

Ayer ocurrieron tres cosas fortuitas que me hicieron reaccionar y dejar de perder el tiempo y más que perder el tiempo, dejar de engañarme. Aquí las enumero:

1. Muere una compañera de Prácticas Profesional

No éramos muy cercanos, aun así es imposible no sentir la pérdida. Sentí que mis piernas se quedaban sin fuerza, sentí que no había tomado el tiempo, mi tiempo en serio el cual es muy valioso. No es porque lo haya perdido, al contrario, aprendí mucho en estos días, pero el aprender no es suficiente con saber cómo es o se hacer, sino hacerlo, experimentarlo, antes, de morir, eso que pasará irremediablemente y nunca avisa.

2. Espagueti en vez de Arroz

Aquí me di cuenta que me conformo con lo que pasa, está pasando o pasará. No defiendo lo que quería, lo que me importaba y me quedo con lo que el otro o los otros quieran darme. Creo que eso reveló mucho del porqué actualmente las cosas no caminan y de no hacer algo, no caminarán o se repetirá el mismo patrón.

3. Las Galletas de la Suerte

Aquí me di cuenta de muchas cosas. Primero me gustaría recordar las frases que me hicieron pensar.

Donde hay tres personas, una de ellas debe tomar el mando. (Algo así, no recuerdo lo que decía exactamente).

Cuando termines de leer la última página, no olvides cerrar el libro.

Esto me hizo reflexionar sobre la cantidad de veces que dejo atrás situaciones que creí continuaban y ya habían terminado, incluso, desde el principio. Eso que a veces motiva la esperanza.

Estas tres cosas me hicieron reaccionar y concluir en una frase. Ya no es posible.

Lo siguiente es encontrar esas situaciones o personas en mi vida y decirles: No es posible... ya no es posible.

No me había dado cuenta

Algo que me llama mucho la atención, es que hoy todos somos jueces, es decir, que todos tenemos voz y voto de cualquier tema. Claro, eso es...