31 enero 2018

Editar y editar

En estos días me la he pasado edita y edita audio. ¿Para qué? Pues para escuchar la radio como me gusta. ¿Les ha pasado que escuchan algo y dicen: "Si tuviera"? Pues creo que me tragaré mis palabras porque no sé qué hacer.

Antes que nada, me tardé años en buscar dónde trasmitir audio, ya vi dónde, hasta que algo cambie, que seguramente pasará, eso es inevitable; sin embargo, conforme pasa el tiempo, me voy dando cuenta que estoy aprendiendo cada vez más. ¿Cómo me doy cuenta de eso? Porque lo que comienzo a hacer, no es porque "debo" hacerlo, sino porque poco a poco lo he transformado a "tengo" que hacerlo, y no por obligación, sino por necesidad.

Siempre he querido divulgar información, conocimiento. No tengo todos esos conocimientos, pero sí la curiosidad para aprender cómo hacerlo, es decir, aprender cómo se utilizan las herramientas; y desde que entré a la facultad de Psicología, siempre utilicé los videos para presentar mis exposiciones. Entonces ¿Para qué hacer audio si venía haciendo video? Porque pienso que el escuchar, es una habilidad que casi no desarrollamos porque la explosión imágenes es mayor. El escuchar se ha convertido en una de las herramientas menos utilizadas en la actualidad.

Por poner un ejemplo: He escuchado los noticiarios de TV Azteca, Televisa, Grupo Imagen, etc. donde toda exposición tiene un fondo musical que, probablemente se justifique su uso como complemento a la experiencia audiovisual de la televisión pública, sin embargo, esos sonidos pueden ser factor para que una nota cambie por completo. Es como las escenas que podemos ver cotidianamente, si le ponemos sonidos de fondo, la misma escena proyecta diferentes intensiones. Pero no nos damos cuenta.

Entonces, si los sonidos tienen tanta influencia ¿Por qué no sabemos escuchar? Porque la mayoría de las ocasiones oímos, pero no escuchamos. Así que, con esta dificultad, comienza la creación de audios que próximamente estarán en Temiki Radio, y espero, poco a poco, el sitio crezca, pero eso no depende de quien entre, sino de lo que escuche quien entre.

Por ahora me dedicaré sólo a editar y editar y editar y poner esos audios en Temiki Radio. Además de compartir lo que he hecho junto con muchas personas importantes para mí, y que se habían quedado en el recuerdo y están publicados aquí en mi blog, pero el re-editarlos y pasarlos de nuevo, me emociona.

Les seguiré escribiendo de ésta experiencia, y te invito a que escuches cómo se construye una radio desde cero, que pocas veces se ve. Por ahora a editar y editar.

25 enero 2018

Aplicación Android para Temiki Radio

¿Les ha pasado que van a una tienda, les gusta algo pero dicen "Voy a buscar, ahorita paso"? Así fue con la creación de la aplicación para el pequeño proyecto llamado "Temiki Radio".

Comencé a trasmitir en el 2014 en Mixlr.com pero la amenaza constante del término de la licencia gratuita, hacía que buscara otras opciones. He de confesar que estaba tentado a pagar porque era muy cómo ya que para registrarte era sólo con tu cuenta de facebook y eso me daba confianza ya que las personas, por automático, seguían el proyecto. Aun así busqué opciones y ahora que recuerdo, también comencé a investigar, no sólo trasmitir audio por internet, sino también comencé a buscar la manera de que se escuchara en un smarthphone.

¿Se puede escuchar radio desde un smarthphone? Claro, pero el chiste no era escuchar radios de otras personas, sino mi radio, así que comencé a buscar. El primer problema era programar una aplicación, así que busqué la manera de hacerlo pero es muy complicado. Sí, quienes han seguido mi blog, sabrán que estudié Ciencias de la Computación, pero no fue lo suficiente para programar Android, les recuerdo que en aquel entonces ni existían los smarthphone. Así que la búsqueda se complicaba. Así es como me encontré con muchas páginas que prometían crear una aplicación, y entre todas ellas me encontré con Android Creator. Me registré, hice la aplicación pero nunca pude poner el link desde mixlr.com hacia la aplicación, así que lo dejé por la paz.

4 años después, tras utilizar otras alternativas que me funcionaron pero no lo suficiente a tal grado que me frustré al final del 2017 porque no se podía, fue hasta enero del 2018 que, al ver que una amiga lo logró, me dije: "Si ella pudo, yo también". Pero no creas que me acordaba de este sitio, sino fue el día de ayer que, al buscar opciones, entré, me quise registrar y me dice que ya existía una cuenta con mi correo electrónico, así que pedí me recordaran mi contraseña y ¡Listo! entré y me encontré con la aplicación de Coyo Radio que había comenzado a crear, pero la eliminé porque ese proyecto ya fue historia, además, quería hacer la aplicación desde el inicio.

Así es como en la madrugada de hoy 25 de enero de 2018 lanzo la aplicación de Temiki Radio en el siguiente link: https://www.androidcreator.com/app349067 

o con la siguiente QR: 

¡Alerta! ¡Leer antes de instalarlo!

Algo que se encontrarán, porque amigos a quienes se los compartí antes de publicarlo, me dijeron que en algunos equipos, android pone una advertencia ya que la aplicación no está verificada desde la google play o la play store de google, pero les aseguro que no es un software malicioso. Lo probé en mi celular al igual que algunos amigos y todo está bien, en orden, así que, hasta esta publicación es confiable. Si sucediera algo diferente, les aviso de inmediato.

¡Fin de la Alerta!

Iré haciendo cada vez más contenido y juntaré el que ya tengo para que Temiki Radio comience a ser más escuchado. Espero poco a poco haya más personas escuchando, y también haya más personas que quieran colaborar con sus audios. Recuerdo que alguien escribió para ver la posibilidad de hacer mención de un tema religioso y le comenté que sí. Me gustaría que éste espacio de salida a temas diversos, claro, con la única condición de no ser audios que tengan el objetivo de dañar. Ojalá haya grupos que me den chance de poner su música en Temiki Radio, diríamos en mi adolescencia "no hay cover" para ello, además que permitirá dejar de poner música comercial que pocas veces escucharán, ya saben, para respetar los derechos de autor.

Como lo publiqué a finales del año pasado: "Temiki Radio regresa el 2018". Regresa, lento, pero seguro y espero poco a poco tenga más oyentes, tenga más contenido, y poco a poco haya más apoyo de quienes se encuentren en la red este pequeño proyecto.

24 enero 2018

¿Para qué la publicidad?

Hace unos días me preguntaron por qué en la barra lateral y entre cada entrada tengo publicidad, y sólo hay una respuesta: No tengo dinero. Sí, así es, no tengo dinero para seguir haciendo lo que me gusta. Y muchos me han dicho: ¡Pues con lo de tu trabajo, saca para eso! Y lo haría, pero por el trastorno que tengo, bueno, pues no creo que me den trabajo, así que no es opción, a pesar de tener una licenciatura. Y alguien más me preguntó: ¿Vives de esto? La respuesta es: No.

¿Para qué seguir con algo que no me deja ingresos? Simplemente porque me gusta y porque en estos momentos los ingresos de mi vida cotidiana son escasos, y sé que no se obtiene dinero por poner publicidad como algunos blogs presumen, pero lo hice para juntar centavos de peso mexicano. ¿Sabes cuánto llevo? La respuesta es: 2 pesos mexicanos. ¡Dos pesos mexicanos! Con eso no me alcanza ni para un chicle, y quizá es porque no he hecho algo tan extraordinario como para que tenga visitas y genere más centavos de pesos. ¿Qué podría hacer? Hay muchas cosas, pero ninguna me convence, porque no me gustan esas opciones. ¿Como cuáles? Comencemos:

1. Vender productos por internet

Una de las dificultades que me encontré, es que, para poder vender, se necesitas una cantidad de dinero importante para invertir en objetos qué vender. Además un blog no está preparado para ese tipo de negocios, sobre todo por seguridad del comprador y desgraciadamente, si en persona no es garantía, menos por internet es garantía pensar en que todas las personas actuarán de buena fe, porque "pagan justos por pecadores" que han hecho anomalías o trampas incluso en sitios dedicados a la venta de objetos usados, semi-nuevos o nuevos.

He visto que muchos hacen catálogos de productos y ganan comisiones por cada clic o compra en empresas dedicadas a la venta de productos de manera masiva y mundial. Por ésta y muchas más razones, no fue una opción.

2. Vender mis diseños

Algo muy parecido. Aunque no soy diseñador gráfico, sé utilizar algunas herramientas de edición de imágenes. Desgraciadamente el Windows que tenía dejó de funcionar, y por no tener dinero no pude comprar el sistema operativo. Quizá la opción más común sería conseguir una copia del amigo de un amigo, pero ya no funciona porque algunas instalaciones están restringidas. Por ello me mudé a Linux y estoy aprendiendo a usar las nuevas herramientas de edición y al ser libres, no tienen costo inicial, aunque en cuanto tenga ingresos donaré algo por agradecimiento. Esta idea puede que crezca y se de pronto, pero será hasta que termine de aprender a usar los nuevos programas en Linux. Quizá venda diseños en tasas, gorras, playeras... aun no lo sé.

3. Soy Psicólogo, por lo tanto podría ofrecer mis servicios de orientación Psicológica por internet como intervención primaria o asesoría. Esa es una buena idea, desafortunadamente por mi salud no puedo abrir una cuenta de banco para que me depositen, y muchos no saben utilizar Pay Pal por lo que, mientras no abra una cuenta de banco.

4. Donaciones. Pensé que alguien lo haría, pero mi cuenta de pay pal sigue vacía. (risa incómoda).

Por el momento edito videos, imágenes y audio y con eso tengo ingresos que se van al pago de lo básico. Esto y algunos detalles que no recuerdo les respondía a quienes me dijeron que "¿Por qué pongo publicidad a mi blog?" Lo quitaría, pero cuando junte los 100 Dolares para que reciba algo de este blog, será dentro de muchos años.

Otra opción que encontré es con You tube, pero necesito tener material hecho para dos años de videos continuos y cumplir con sus nuevas políticas. En resumen: El internet, desde una posición moderada, no se gana nada de dinero, y menos de los anuncios. No me queda de otra que tomar en serio esto, y crear cosas que, con el tiempo me reditúe, y la respuesta es diversificar los ingresos, porque así como va la situación del país, esto va a ir de mal en peor, aunque aun hay chance de soñar, pero espero ese sueño no sea una pesadilla de nuevo.

Moraleja: ¿Para qué publicidad? Para compensar lo que no puedo hacer por mi salud que anda un poco quebrantada y espero pronto superar este bache, para darles buenas y mejores noticias.

Nunca más, será una buena idea

He estado escuchando, observando cómo van las elecciones de éste año en México, y no sé ustedes, pero creo que están pasando muchas cosas, pero la sociedad, no quiere moverse. Me extraña que, después de escuchar y ver muchas entrevistas en televisión abierta sobre pueblos, comunidades, artesanías, entre muchas expresiones que, cuando era niño, ni de broma se veían o se comentaba, me doy cuenta que somos unos hipócritas.

¿Por qué hipócritas? ¿Me siento mal? ¿Qué me pasa? ¿Por qué la ofensa a los demás? Porque, con excepción de Chihuahua, no nos estamos manifestando, ni siquiera en dibujos, memes o algo simlar, ante tanto destape. ¿Será que no nos interesa? ¿Será que ante tanta sobre exposición a la política partidista estamos asqueados? ¿Será que muy en el fondo sabemos no pasará nada?

Creo que estamos como en una montaña rusa, a punto, a casi nada de bajar y no hay poder humano que nos detenga. Estamos a 4 meses y una semana para saber si esto cambiará de nuevo, como lo fue en el año 2000, o de nuevo enfermaremos del estómago por ser testigos de una injusticia que nos lo tendrán que cobrar y reclamar futuras generaciones, y es que, parece, que no nos damos cuenta que en ésta era de las redes sociales, no sólo quedarán expuestos los actores públicos, sino que, también nosotros quedaremos en la memoria virtual colectiva como una generación que no logró el cambio.

En el 2000 apostamos en quien pensamos haría algo distinto. Es cierto, en el año 2000 estaba apenas en las secundaria, pero desde entonces, el ambiente era muy optimista porque se sabía que se sacaría al partido del poder que se aferró a él décadas. Sin embargo, 18 años después, uno se da cuenta que no fue la mejor opción. Hoy, se siente ese ambiente, algo muy parecido, como si se supiera qué fuera a suceder, sólo queda que, no pase lo mismo. ¿Cómo evitar que pase lo mismo? ¿Será éste el cambio verdadero? ¿Es la esperanza? Creo que no, pero hay algo muy importante que, como sociedad deberíamos aprender a partir de éste 2018: La alternancia es sana.

¿Qué pasaría si en el 2012 López Obrador hubiera ganado la presidencia? ¿Todo lo que ha salido a la luz, sería lo mismo? ¿La violencia hubiera disminuido? ¿Los trabajos darían certidumbre a las familias? No lo sabremos, hasta que le demos chance. ¿Le demos chance? Sí, nosotros somos los que mandamos, pero por algunas muchas razones creemos que, quienes llegan al poder, son dioses, y hemos descubierto que no es así. ¿Entonces?

Creo que estamos conscientes de quienes no deben de ganar para que las cosas cambien. También sabemos a quiénes hay que dejar de apoyar de ahora en adelante. También sabemos que hay que cambiar mucho la forma de competir, porque hoy los partidos políticos necesitan modificarse a lo que deberían de ser: Representantes sociales. Desgraciadamente hoy son representantes de todo menos de la sociedad.

Conste que no estoy diciendo que voten por Morena, de hacerlo me estaría contradiciendo. Pero sí sabemos por quiénes no votar, que por cierto, no es lo mismo que: no votar. En elecciones del 2012 caímos en la trampa de no votar, muchos estaban convencidos que era una forma de protesta y supuestamente el abstenerse obligaría al IFE, hoy INE, a cancelar las elecciones. Todavía existía confianza en la Institución a pesar del robo en el 2006 para el partido de Izquierda del que hoy es un fantasma que se le colgó a un Partido de ultra derecha, cosa hoy inexistente, porque el unirse los dos polos, es síntoma de problemas, y con lo hecho por Fox, pues no hay antecedente para ir por ellos.

Cómo me hubiera gustado que Marichuy hubiera tenido el apoyo del país. Desgraciadamente por ser indígena, a muchos les salió lo extranjero o la visión conquistadora inconsciente que nos heredaron haca poco menos de medio milenio. Pero de no quedar los de siempre, es probable que en un futuro los partidos desaparezcan y la sociedad se involucre en su propio crecimiento. Creo que hemos aprendido que, el delegar nuestra decisión a un tercero, no fue ni será jamás una buen idea.

23 enero 2018

¿Para qué morir?

Todos nos preguntamos: ¿Para qué vivir? Pero pocas veces nos preguntamos: ¿Para qué morir? Es probable que se relacione la pregunta a aquellas personas han intentado quitarse la vida, vida a la que se le visualiza como si fuera el brazo de alguien, o la vista de alguien, o de eso que acosa a tal punto de ser tan insoportable que uno quisiera saber qué hacer para que eso no esté allí y se cree que por quitarlo, todo se soluciona y cuando se experimenta, cae en un dilema en la que un segundo puede ser de lucidez o de resignación, dependiendo la consecuencia ganada como lotería, esa que nunca sale como uno quisiera, a menos que se haga trampa, trampa con la que se paga con la vida y uno se pregunta "¿Para qué morir?" pero es tan poco el tiempo que nunca se sabrá la respuesta.

Cuando uno lo experimenta, y se hace uno la pregunta, y no ha encontrado la respuesta, se sabe, en algunos casos, que esa pregunta hay que postergarla lo más posible. No porque sea mala, sino porque uno se da cuenta que nacen más preguntas que respuestas, y aunque se encontraran respuestas, esas terminan siendo preguntas, preguntas que nos hacen perder el tiempo o se tiene la respuesta cuando no hay tiempo para comunicarla.

Para qué morir, es sólo el inicio, cuando pensamos que es el fin. Sólo los que hemos pasado por algo similar, quienes nos dimos cuenta a tiempo, sabemos que no lo queremos saber hasta dentro de muchos años. Lamentablemente nos quedamos en ese dilema muy parecido al "querer morir" o "querer vivir", en la mejor de las suertes nos encontramos con las preguntas: "Vivir para no morir" o "Vivir para morir". Lo traduzco por si es complicado, eso me dice que no has vivido la muerte tan cerca, o, afortunadamente, lo viste distinto, lo pensaste distinto, lo sentiste  distinto. Lo traduzco a dos supuestos: El valiente y El cobarde.

¿Qué eres? ¿Valiente? ¿Cobarde?

En realidad no se sabe hasta que se vive, por lo tanto, se necesita ser muy valiente para experimentar ser cobarde, y mucho miedo para experimentar la valentía.

Si tienes miedo, no hay de otra, tienes que convivir con ello. Si eres valiente, no hay de otra, tienes que convivir con ello. El problema no es entonces preguntarnos "para qué vivir" o "para qué morir", sino la pregunta sería: "Para qué no sentir". Si alguien nos enseñara a sentir, algo distinto, quizá, sólo quizá, se posponga la pregunta: "Para qué morir".

09 enero 2018

Temiki Radio ¡Regresa!

Desde hace mucho tiempo que el hablar como merolíco, me es inevitable, y cuando descubrí que se podía trasmitir audio por internet, fue lo mejor que me pudo haber  pasado. Recuerdo que, cuando entré a Ciencias de la Computación, lo que quería hacer con la computadora era sólo aquello que me habían enseñado en las dos escuelas de computación a las que fuí y se reducía sólo a usar office de microsoft. ¿Para qué más se podía utilizar?

Lo siguiente fue programar. Pero ¿Qué programar? ¡Todo estaba hecho! O eso pensaba. Y en 13 años de ver cómo se desarrollan nuevos lenguajes, nuevas máquinas que necesitan un software determinado que puede desarrollarse, me veo en una clara desventaja, así que opté por investigar aquello que, ya está hecho, para hacer algo con la computadora que, no sea sólo office.

Así es como llega la espina de mi adolescencia: La radio. Comenzó la pregunta: ¿Cómo hacerle para crear una radio desde mi casa? ¿Es posible? Así que me puse a investigar y lo que me encontré no era nada alentador. Los primeros textos descubiertos, fueron aquellos que trasmitían desde su computadora, y eso requería una máquina rápida, pero, no la tenía. Además del software que difícilmente conseguiría. Sin embargo, el que busca encuentra y cada vez fue más y más, como si el hilo me llevara a lugares insospechados.

Pasaron las semanas, y me encontré con el concepto "Podcast" y para hacerlo se necesitaba un micrófono y un software que grabara lo que entraba por el micrófono, por lo que me encontré con un sin fin de programas que no funcionaban, hasta que me topé con Audacity. 

Después me di cuenta que Audacity no era sólo un programa para grabar lo que entraba desde el micrófono, sino que se le podía conectar a la computadora un aparato que juntara el micrófono y un reproductor de cassette o compact disc, pero tenía sólo una estereo de los 80's con tornamesa que, ya no servía y el micrófono se escuchaba fatal, y era normal porque imagínense que es un ZONDA 1987 y yo haciendo experimentos en 2007: ¡20 años después!

Era claro que no había presupuesto. Así que esa no era una buena idea. Por lo tanto tuve que buscar cómo mezclar mi voz con música, bueno, porque esa era mi referencia de lo que era la Radio. Así que busqué por todas partes programas que pudieran grabar la música de mi computadora junto con el micrófono. Hice experimentos con varios programas, sin saber que Audacity lo hacía, sólo era cuestión de cambiar la opción de entrada. Cuando lo descubrí fue increíble la sensación. 

Tengo que recordar que no fui a ningún taller y la internet era más lento que un caracol como para ver video-tutoriales, todo lo que leía era en blogs, y en esos blogs las imágenes no se lograban cargar. Si no tenía una internet decente: ¿Para qué hacer una radio por internet? Bueno, por el gusto de hacerlo.

Ya descubierto, que podía combinar lo que reproducía en la computadora, el siguiente paso fue cómo mejorar la calidad del sonido. Así que preferí grabar mi voz primero y ponerle la música después. Busqué editores de audio, muchos muy malos, otros de gran costo, y algunos no eran soportados por la computadora. Casualmente tenía ya el programa, pero ¡No lo sabía! ¡Audacity editaba audio! Entonces me di cuenta de la importancia de mover todo lo necesario en cualquier programa, hasta cierto límite, porque algunos guardan un registro que impiden instalarlo más de una vez. Es donde descubrí el software libre, ese que tanto escuché en la universidad pero no le había encontrado utilidad.

Pasó el tiempo, y el podcast se me hacía tedioso. Además quería recuperar el objetivo de la radio, y según lo que escuchaba, era en vivo. Así que comencé a investigar cómo trasmitir de nuevo radio por internet y no encontraba casi nada diferente, hasta que me encontré WinAmp que, afortunadamente, encontré una versión libre, pero el plugin aun no era automático como ahora. Así que al probarlo me decepcioné. Sin embargo, tras buscar en foros, alguien por allí compartía lo último de este software y compartía la serial. No lo dude, quería experimentar, así que lo instalé, pero nunca pude trasmitir nada, porque la configuración era para emitir desde mi computadora, lo que provocaba que se desconectara el internet al iniciar la trasmisión.

Lo dejé en paz porque entré a la Licenciatura de Psicología, sin embargo, dentro de los programas de servicio social, encontré una opción para participar en Radio BUAP. Allí me di cuenta que trasmitían por internet. Así que de nuevo recuperé la curiosidad por investigar cómo lo hacían. Era claro que no me lo iban a decir en Radio BUAP, pero tras la experiencia anterior sabía que necesitaba un servidor, un lugar dónde se reproduzca lo emitido, y que fuera fácil de acceder. Así que reutilicé WinAMP y busqué servidores, por cuestión de lógica: "Si puedo trasmitir desde mi compu, seguro habrá sitios que lo hagan por mí como lo hacen por las páginas web, los archivos flash, etc." y sí, me encontré con sitios, lamentablemente la mayoría de paga.

Así que hice la prueba con un sitio que te permitía trasmitir por un mes, y fue suficiente para aprender a configurar el plugin de shoutcast de WinAMP, aun así, no conocía algún sitio que fuera gratuito para trasmitir. Entonces me encontré con Listen2MyRadio pero, en los foros no tenían una buena opinión. Aun así hice mi cuenta y logré configurarlo, pero la página por donde trasmitías, era rara, fea y el chat era un asco. Después me encontré con un sitio llamado MyRadioStream pero a veces la señal se caía. Todo era bonito, pero fallaba mucho, cosa que se resolvía con pagar.

Así es como llegué a Mixlr en una época donde era gratuito, tuve una gran experiencia porque era fácil de compartir a múltiples redes sociales y si eras una de las más populares, aparecías como en una de las opciones. Llegué a tener casi 100 escuchas. Lamentablemente en aquellos años me asaltaron en un taxi y perdí las ganas de hablar al micrófono.

Pasaron los años y regresé a MyRadioStream, pero seguí fallando. Después opté por rescatar mi cuenta de Listen2MyRadio y me encontré con muchos cambios. Así que comencé a reconfigurar a tal grado que me convencí de trasmitir todo el día en casa, hasta que llegó el recibo de la compañia de electricidad. Después, WinAMP no sería una opción, porque Windows comenzaba a fallar, y leí que a finales del 2017 dejaría de tener soporte Windows 7. Así que tuve que mudarme a Linux.

Probé varios linux, pero no me convencían. Fue hasta que encontré Ubuntu Studio que me permitió creer que podía mudarme definitivamente a Linux. Sin embargo, me encontré con muchas limitantes o eso creía, hasta que poco a poco comencé a investigar qué programas podía usar en lugar de los que usaba en Windows. Afortunadamente lo logré. Encontré editores de audio, imágenes, video que me permitieron regresar al trabajo que traía pendiente. Sin embargo, esa espinita de trasmitir por internet comenzaba de nuevo, pero si en windows era complicado, pensé que en linux sería aun peor, pero no fue así. Me encontré con un software parecido a WinAMP pero ocupaba todos los recursos de audio de la computadora, así que tuve que investigar más opciones. Encontré una que se llama R4dit.org y aunque sus desarrolladores ya no dan mantenimiento al software, han dejado el proyecto en la red sin ninguna guía, así que tuve que experimentar de nuevo. ¡Eureka! Le encontré y a partir del 8 de enero de 2018 estoy trasmitiendo de nuevo ahora desde linux.

12 años han pasado desde que comencé con la idea de trasmitir por internet, de hacer algo parecido a la radio. Quizá hoy para muchos sea lo más sencillo del mundo, y sí lo es, pero los de mi generación, que no teníamos toda la información a la mano como ahora, tuvimos que hacerlo poco a poco. Así que, a pesar de lo absurdo que suene lo que les acabo de contar, para mí fue un gran logro.

Así que te espero en http://temikiradio.myl2mr.com/ lunes, miércoles y viernes a las 9 de la noche, y martes y jueves a las 9 de la mañana.

No me había dado cuenta

Algo que me llama mucho la atención, es que hoy todos somos jueces, es decir, que todos tenemos voz y voto de cualquier tema. Claro, eso es...