17 enero 2019

La garrapata salta de nuevo

Es impresionante lo que sucedió ayer durante la votación en la cámara de diputados en el tema de la Guardia Nacional. Fue algo que no esperábamos quienes pensamos que el cambio sería algo real y no una simulación. Sucedió lo impensable: El Partido Revolucionario Institucional (PRI) apoyó a Movimiento Regeneración Nacional (MORENA). Sí, el partido que le fue quitado el poder en las elecciones del año pasado, hoy, se unen para votar una modificación a la constitución que puede cambiar la realidad del país en cuanto a la seguridad, misma que hemos adolecido desde el sexenio de Felipe Calderón.

Por años hemos vivido en violencia. Por años hemos vivido en una situación de incertidumbre. La percepción que se tiene del poder judicial no da confianza. La intervención del ejército, aunque ha funcionado como contención en delitos federales, principalmente de la delincuencia organizada, en algunas otras, la confianza que se le tenía al ejército, es distinta.

¿Por qué se cuestiona la participación del ejército en la policía? ¿El concepto "confianza" está distorsionada? ¿Estamos tan mal en seguridad civil?

Lo que se esperaba, era la dignificación de las policías, es decir, que quienes pertenecieran a las policías, deberían tener un buen sueldo, mejores horarios, prestaciones, seguro de vida, garantías para sus familias. Sin embargo, se va por la vía militarizada, se convoca a personas a ingresar bajo la consigna que, la capacitación será bajo estándares militares, con un perfil civil para profesionalizar la policía del futuro con los mismos derechos y obligaciones que tiene un saldado.

El mensaje con la propuesta de la guardia nacional, pareciera es: "No confiamos en la sociedad para desarrollar una seguridad pública y sí con los militares".

Desde un mundo paralelo, donde todo es positivo, feliz, sin problemas, éste plan buscaría que las personas recobren la confianza a las fuerzas militares y los "nuevos" que conformarán la guardia nacional, desde el principio se les perciba como confiables. ¿Será eso suficiente? Veremos si es así. De lo contrario, no nos sorprenda que en los próximos años, una de las soluciones para terminar de tajo con una amenaza, sea un toque de queda.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Espero regreses pronto.

La garrapata salta de nuevo

Es impresionante lo que sucedió ayer durante la votación en la cámara de diputados en el tema de la Guardia Nacional. Fue algo que no esper...